Entrevista a Joan Frank Charansonnet y Rubén Vilchez directores de 'Anunnaki: Los caídos del cielo'


Entrevista realizada dentro del Festival terrorMolins 2018 a Joan Frank Charansonnet y Rubén Vilchez directores de Anunnaki: Los caídos del cielo.


¿Cómo ha sido trabajar juntos en el proyecto?

Rubén Vilchez (R.V.): Llevamos trabajando ya juntos en seis o siete proyectos, para mi Joan Frank ha sido como un maestro que me ha enseñado, aparte de ser mi amigo, llevo muchos años a su lado como ayudante de dirección, como editor en sus producciones. Bueno, trabajar con él no es fácil pero él y yo siempre nos hemos sabido compenetrar bien.
Joan Frank Charansonnet (J.F.C.): Y tanto, Rubén. En casi todas las películas has sido editor, ayudante de dirección y yo creía que Rubén, después de todos estos años, ya se merecía dar el salto al largometraje. Me propuso la codirección porque, al ser yo también actor, la película necesitaba alguien por detrás de la cámara. Ha sido como un regalo. Una relación estupenda. Ya sabéis que cuando se trabaja en el cine hay sus más y sus menos pero aquí solo hay amor y yo siento que es mi hermano.
R.V.: Va más allá de lo laboral.
J.F.C.: Y luego era también por la aportación. Rubén ha dirigido setenta, ochenta videoclips por lo menos y este lenguaje que tiene Anunnaki necesitaba de una persona con este tipo de características para darle este ritmo brutal que tiene, y esto con editaje y todo es una lucha de los dos pero creo que la aportación de él ha sido increíble.


La banda sonora tiene mucha importancia en la película ¿Cómo ha sido el proceso de añadir la banda sonora?

J.F.C.: Buen, nosotros por un lado tenemos a Luis Amos que ya había compuesto para unas películas mías y compuso algunos temas especiales, por otro lado hemos hecho composiciones para los enlaces y a partir de aquí empezamos a hacer propuestas a banda.


¿Teníais ya alguna en mente?

R.V.: Yo siempre he tenido un grupo de música y he estado veinte años con una banda de metal y tenía muchos contactos. Aparte, como he hecho muchos videoclips, entonces tiras de favores.
J.F.C.: Y a mí como me gusta todo tipo de música igual que todo tipo de cine, entre Rubén y yo hemos hecho llamaditas y queríamos este tema porque enlazaba muy bien en este trozo y la verdad es que nadie nos ha dicho no.
R.V.: Es bonito que la música y el cine se unan de esta manera, sin ningún tipo de valor económico.
J.F.C.: Para mí siempre ha sido muy importante la música en el cine.


Hablando un poco del guion, veo que hay muchas referencias ochenteras pero, a su vez, habláis del tema Anunnaki que eso no viene de los ochenta sino que es actual. Como surge el mix entre estas dos cosas.

J.F.C.: Soy persona que creo mucho en las energías, siempre he sido fan del cine fantástico y de terror porque si empiezas a desarrollar muchas películas siempre ves pistas acerca de la inocencia que muchas personas han perdido. Cuando digo inocencia es que dejamos de ser niños y pierde el efecto de poder ver, con otros ojos, esas dimensiones que existen. Y yo creo mucho en esto, que existen otras dimensiones. Buenas y malas. Yo no sé qué me ha pasado, sigo siendo un pequeño niño y sigo viendo el mundo de esa manera, por eso no solo los Anunnakis, soy persona consumidora de misterio y ciencias ocultas y este tema me llegó hará seis o siete años a través de las teorías conspiratorias. Descubrí que era un tema tabú, prohibido, cuidado como hables de esto. Se había hecho un proyecto hace unos quince años que nunca salió a la luz, Anunnaki uno se llamaba, y el señor está desaparecido. Acabó la película pero nunca vio la luz, solo se puede encontrar un tráiler. Lo que propuse es, vamos a hacer una cosa y seamos inteligentes porque yo no soy Lars Von Trier, vamos a dar a las personas una primera explicación a la gente que es neófita y si esta peli funciona, y te doy una exclusiva, habrá Anunnaki 2 y será mucho más científica. El guion lo desarrollé solo y, bueno, los guiones luego van cogiendo forma con los actores con el otro director, y es un trabajo de grupo.
R.V.: Es como hacerle un homenaje a las películas que alquilábamos en el videoclub.
J.F.C.: Yo me pasé unos siete años de mi vida con mi hermano, el que murió de leucemia hace cuatro años, y teníamos cada uno un videoclub y cada tarde yo llevaba una propuesta y el llevaba otra. Sabes la de miles y miles de películas que vimos. Para mí esto ha sido una gozada, ahí está Los Inmortales, está V, una película rusa llamada los Guardianes de la Noche y, bueno, también he mamado de Tarantino y Rodríguez.


A la hora de escribir el guion teníais claro el meter estos homenajes.

J.F.C.: En el guion ya metí, inconscientemente, mis homenajes.
R.V.:  Yo muchas veces le había dicho a él, tengo que hacer una película con espadas, y zombis.
J.F.C.: Y somos los únicos que hemos grabado en la cementera de Moncada.  En las luchas que habéis visto, estábamos con las calderas a mil metros.
R.V.: Para mí era como un sueño rodar, porque yo vivía en Moncada y lo veía desde mi ventana.
J.F.C.: Hemos conseguido rodar en sitios que no se pagan con dinero, sino con la pasión. La peli empezó hace cuatro años y hasta este verano no la terminamos.


Para lo pequeño que es el proyecto, me sorprende la cantidad de exteriores y localizaciones que hay, ¿No os cortasteis a la hora de recortar exteriores?

J.F.C.: Yo estoy muy loco, este también, y luego hay un grupo de personas que nos siguen. Siempre se te quedan en el camino como cinco o seis amigos, porque no aguanta el ritmo. Rubén y yo siempre dormimos tres horas al día cuando rodamos.
R.V.: Luego nos quedamos hablando…


¿Cuál es vuestra película de terror favorita?

R.V.: A mí la película que más miedo me da es el exorcista, pero creo que Suspiria es una película que me encanta a nivel de colores, el Ente es una peli que también me marcó. Y de fantástico mi favorita es Dune.
J.F.C.: Yo era muy pequeño cuando vi el Dracula de Bela Lugosi, obra maestra. Me impactó muchísimo, me marcó.