Gremlins review



La noche antes de Navidad, Randall Peltzer (Hoyt Axton), acaba en una curiosa tienda en Chinatown donde encuentra una pequeña criatura llamada Mogwai. Un encantador y aparentemente inofensivo animalito cuyo cuidado pasa por seguir unas sencillas reglas. Billy Peltzer (Zach Galligan) no tardará en aprender por las malas que, habitualmente, las normas están para seguirlas.


Título original: Gremlins

Año: 1984

Duración: 111 min.

País: Estados Unidos

Director: Joe Dante

Guion: Chris Columbus

Música: Jerry Goldsmith

Fotografía: John Hora

Reparto: Zach Galligan, Phoebe Cates, Hoyt Axton, Frances Lee McCain, Dick Miller, Polly Holliday, Keye Luke,  Corey Feldman, Glynn Turman, Judge Reinhold, Scott Brady, Harry Carey Jr., Jonathan Banks


Nunca, nunca, nunca, les des de comer después de medianoche...

Que no le dé la luz. Que no se moje. Y nunca, nunca, les des de comer después de medianoche. Las tres reglas que tienes que seguir si quieres tener un Mogwai, ¿parecen simples no? Pues no lo son tanto, al menos para los protagonistas de esta película mezcla de cine familiar y de género.

La noche antes de Navidad, Randall Peltzer (Hoyt Axton), acaba en una curiosa tienda en Chinatown donde encuentra una pequeña criatura llamada Mogwai. Un encantador y aparentemente inofensivo animalito cuyo cuidado pasa por seguir unas sencillas reglas. Billy Peltzer (Zach Galligan) no tardará en aprender por las malas que, habitualmente, las normas están para seguirlas.


La trama sucede en la bonita e idílica población de Kingston Falls modelada a imagen y semejanza de Bedford Falls la población de Qué Bello es Vivir de Frank Capra, donde todo aparentemente es normal y donde todos los personajes son arquetipos. Esto no es casual ya que el guion original pretendía ser una oscura sátira sobre ésta. Sin destapar demasiado de la película sólo comentaros que los Gremlin son el alter ego malévolo de los Mogwais.

La película en ningún momento pierde su parte divertida, incluso en los momentos más terroríficos, la violencia, aunque relativa, subyace durante toda la película. Hay muchas escenas que ahora son míticas, destacar dos de las más icónicas, una de las más impactantes sucede en la cocina entre la madre de Billy, Lynn Peltzer (Frances Lee McCain), un Gremlin y una batidora, no os digo más. La otra, sucede, en un cine, donde los Gremlins están viendo Blancanieves y los Siete Enanitos en esta escena pasamos de un momento aparentemente divertido, donde los Gremlins incluso tienen un punto adorable, a una de las más aterradoras de la película.

Hasta la fecha el maestro Joe Dante había dirigido especialmente cine de terror, Piranha (1978), The Howling (1981) y The Twilight Zone, por lo que cuando recibió el guión de Gremlins lo primero que pensó, es que “se habían equivocado de dirección”. Por lo visto Spielberg había visto Piranha y The Howling y se había fijado en Dee Wallace para interpretar la madre de ET, y quería empezar su nueva compañía Amblin con esta película.

Inicialmente se pensó en hacer una película de terror de bajo presupuesto y según Dante por eso “Steven me eligió a mí”. Pero a medida que avanzada la producción les quedó claro que la idea original se estaba transformando en algo mucho más ambicioso, y que la peliculita de monstruos que querían realizar se les quedaba pequeña. Para lo que tuvieron que cambiar de planes y adaptar la película para una audiencia más amplia, y no sólo para aficionados al género. Literalmente “no va a ser tan horripilante y a la madre no le cortaran la cabeza y rodará por las escaleras y los Gremlins no se comerán al perro”.

Esto, no sólo afectó al guion de Christopher Columbus (Home Alone, Mrs. Doubtfire) sino toda la película en general. Destacar que al menos en lo que se refiere al personaje de Gizmo, quien originalmente debía convertirse en el jefe Gremlin al cabo de pocas escenas. En palabras del propio Dante “A Steven le gustó tanto el diseño del personaje que quiso que se mantuviera durante toda la película”, lo que hizo que ésta se convirtiera en una película más familiar de lo que se había previsto inicialmente. Que Gizmo estuviera en la película hacía que conectara con el público, especialmente con los niños, y esto fue capital para transformar una película de monstruos a una película con corazón.

Una de las complicaciones que tuvo Dante durante el rodaje fue dar vida a las criaturas. La primera Gizmo, quien contó con un gran número de diseños, algunos incluso dibujados por el propio Columbus. Finalmente acordaron que Gizmo fuera del mismo color que el cocker spaniel de Spielberg.


Por lo que se refiere a los Gremlins, tuvieron la idea de que un mono amaestrado los interpretara, para ello en un alarde de locura genial trajeron uno al set y le pusieron una cabeza de Gremlin, inmediatamente se volvió loco y salto y se cagó (literalmente) por todo el plató. En ese momento fueron conscientes que ningún animal vivo podría realizar todas las escenas que debían hacer los personajes. Pensad que en esa época no existía el CGI al que estamos tan acostumbrados (y del que, a mi parecer, se abusa en demasía, en las películas actuales).  Por lo que todo eran efectos reales.
Según Dante el rodaje fue extenuante, y una vez terminaron el rodaje, las reacciones eran dispares, “El estudio no lo pillaba”, nos decían, ¿por qué los Gremlins son tan repugnantes? ¿Por qué hay tantos?” y Steven les respondía “Bien podríamos sacarlos a todos y llamar a la película: Gente, pero no creo que nadie viniera a verla”.

Afortunadamente, la película fue un éxito, en el preestreno, la reacción fue espectacular, y la Warner se quedó impactada por la popularidad que obtuvo la película desde el inicio. Dante admite en una de sus múltiples entrevistas que “Gremlins será la película por la cual seré recordado”, aunque, irónicamente, no es su película favorita.

La emblemática banda sonora corre a cargo del genio de la música Jerry Goldsmith, esta sería la primera de la larga carrera compartida con Joe Dante. El sabido sentido del humor negro de Goldsmith hizo que este fuera un buen tándem y esto se aprecia durante toda la película, esta es sin duda una de las mejores bandas sonoras de toda la filmografía conjunta. La música está plagada de sintetizadores muy ochenteros, pero lo más destacable es la cantidad de maullidos pasados por filtro electrónico que utilizó para la composición del tema principal y que cualquier aficionado al cine puede reconocer desde, casi, la primera nota. Lo que sí sé respira en toda la composición es que debieron pasarlo en grande. Destacar también el pegadizo y que acabaréis silbando, seguro, Gizmo Theme, un tema que parece que siempre hemos conocido.

Los protagonistas son Zach Galligan que interpreta a Billy un agradable chico de 18 años de aspecto aniñado que no duda a la hora de sacrificarse a sí mismo para salvar a todo lo que ama incluido su pueblo. Todo héroe necesita una contrapartida romántica en este caso será Phoebe Cates, quien no era la opción principal para el papel por su controvertida actuación en Fast Times at Ridgemont High, quien interpreta a Kate Beringer, también una buena chica, la típica vecina del al lado que trabaja con Billy y por la que bebe los vientos. Y será ella quien protagonice una de las escenas más recordadas y surrealistas de la historia del cine de los 80. Destacar también a Corey Feldman (The Goonies, Stand By Me), que interpreta a Pete, el mejor amigo de Billy, y que dá el punto más infantil a la película. Otro de los personajes míticos es el excéntrico inventor padre de Billy, Randall Peltzer (Hoyt Axton) quien está perfecto interpretando a este personaje bonachón, y sin pretensiones quien a su vez era bueno en la improvisación.

Otro de los actores que me gustaría destacar, un clásico en todas las películas de Joe Dante es Dick Miller, que interpreta al Sr. Murray, un veterano de la IIGM cuya paranoia por los objetos y vehículos extranjeros es conocida en todo el pueblo. Él es el primero en anticipar el peligro que se avecina, incluso sin conocer nada sobre el Mogwai, al avisar a Billy y a Kate de que tengan cuidado con los objetos extranjeros, porque a menudo les ponen gremlins dentro.”Los mismos gremlins que derribaron nuestros aviones en la gran guerra” sin saberlo, el Sr. Murray da nombre a los pequeños monstruos y a la película.

Gremlins es sin duda alguna una de las películas top 10 que sin ser navideñas todos los años millones de personas descubren por navidad. Gremlins es un cuento de terror, con un humor negro muy efectivo, con moraleja incluida, sigue las normas o atente a las consecuencias. Un tributo al cine clásico de la época dorada de Hollywood, Sin más, una película que no os podéis perder imprescindible para todos los fans de Joe Dante o para descubrir una de sus películas más míticas. Vosotros ponéis las palomitas.

Curiosidades

La película costó unos 11 millones y recaudó el mismo año de su estreno $148.

En el guion original de Columbus, el personaje principal tiene 12 años, pero se decidió elevar la edad del protagonista a 18 para llegar a un público más adolescente, aunque paradójicamente su amigo sigue teniendo 11.

El perro, estaba convencido que Gizmo era real. No entendía nada y estaba fascinado por él, por lo que las reacciones del perro durante la película son reales.

El término Gremlin fue acuñado por la Fuerza Aérea británica a principios del S. XX. La palabra, aparece por primera vez en un poema de 1929 en la revista Aeroplane. Gremlin se utilizó durante la II GM para tratar de definir los inexplicables problemas mecánicos que sufrían los aviones cuando estaban en pleno vuelo. Roald Dahl, que sirvió en la Fuerza Aérea y que conocía el término escribió un libro infantil llamado “The Gremlins” en 1943.

Mogwai, se traduce del mandarín y cantonés como monstruo o demonio.

Por lo visto en el preestreno de la película en San Diego, las persianas en la escena final no las levantaba Gizmo si no Billy, y este cambio en la película final, vino por la acogida que tuvo el personaje de Gizmo por el público presente.

Durante el rodaje de Gremlins, Chris Columbus junto con Steven Spielberg escribieron el guion de los Goonies.

En el guion original los Gremlins, mataban al perro y se lo comían, por lo que atarlo y colgarlo del porche con las luces de navidad ya no parece tan cruel ¿no?

En el guion original, los Gremlins entraban en un McDonalds y se comían a la gente y no la comida.

El guion de Gremlins fue inspirado por los ratones que oía por las noches en el Loft de Manhattan donde vivía.

Gremlins se rodó en el mismo set que se utilizó para Regreso al Futuro (Back to the Future) por lo que las dos poblaciones Kingston Fall y Hill Valley son prácticamente idénticas.

Firma: Marta P.
@MartaPraOc