Aullidos review



Después de un encuentro terrorífico con Eddie Quist (Robert Picardo), un asesino en serie, Karen White (Dee Wallace), presentadora estrella de un programa de noticias sufre un brote de pánico con una amnesia asociada. Para su recuperación su psiquiatra el Dr. Waggner (Patrick Macnee), le recomienda un retiro en The Colony una comunidad remota en las montañas, donde sus excéntricos habitantes esconden un terrible y ancestral secreto.


Título original: The Howling

Año: 1981

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Director: Joe Dante

Guión: John Sayles and Terrence H. Winkless

Música: Pino Donaggio

Fotografía: John Hora

Reparto: Dee Wallace, Patrick MacNee, Dennis Dugan, Christopher Stone, Belinda Balaski, Slim Pickens, John Carradine, Robert Picardo, Dick Miller, Kevin McCarthy


Una mirada fresca al género licantrópico.

Antes de dirigir Gremlins el maestro Joe Dante, nos deleitó con esta película de género, nada convencional, que rompió moldes en la época, tanto por el estilo visual como por su original guión. La película explora la premisa si la licantropía es una enfermedad mental o puede ser algo más físico.

Después de un encuentro terrorífico con Eddie Quist (Robert Picardo), un asesino en serie, Karen White (Dee Wallace), presentadora estrella de un programa de noticias sufre un brote de pánico con una amnesia asociada. Para su recuperación su psiquiatra el Dr. Waggner (Patrick Macnee), le recomienda un retiro en The Colony una comunidad remota en las montañas, donde sus excéntricos habitantes esconden un terrible y ancestral secreto.

El maestro Joe Dante dirige esta estupenda película de serie B sobre la licantropía, el guion es del prolífico John Sayles quien hizo una reinterpretación de su propia novela. John Sayles, director, guionista, editor, actor y novelista, nominado dos veces al Oscar al mejor Guion Original, por Passion Fish (1992) y Lone Star (1996).


Como ya sabéis, Dante es un fan acérrimo de las películas de terror, y como siempre este hecho queda evidenciado en cada una de sus obras. En este caso podréis apreciar muchos detalles alegóricos al género, de entre todos, me gustaría destacar el más obvio, el homenaje que rinde a la película El Hombre Lobo (clásico de la Universal de 1941 con Lon Chaney Jr. como protagonista) de la que podemos ver una escena casi al final de la misma. Como ya sabéis otra de las características del director es la inclusión del humor en sus películas en este caso el humor viene de la mano del siempre efectivo Dick Miller que interpreta al personaje Walter Paisley el propietario de la tienda de libros raros que nos dará toda una lección sobre los mitos y la realidad (ahí queda eso) sobre la licantropía en la actualidad.

Los efectos especiales en este caso son lo más destacable, corren a cargo de Rob Bottin alumno aventajado del mago de los efectos especiales Rick Baker quien fue quien realizó las primeras pruebas, Rob Bottin siguió las directrices y tomó las riendas del proyecto. La idea original de Dante era que toda la transformación se rodara en una única toma, Dante en una de sus muchas entrevistas dijo que esta idea quedó descartada ya que simplificada la experiencia, se dieron cuenta que alargando estas escenas (tal vez un poquito demasiado) utilizando el slow motion o acelerando las escenas de transformación, la película ganaba en intensidad. Las transformaciones de las que podemos disfrutar en esta película, que se llevan a cabo mediante una especie de bolsas de aire debajo de capas y capas de maquillaje, marcó, junto con mi preferida, Un Hombre Lobo Americano en Londres, un antes y un después en las películas de género en general y las de licántropos en particular.

La fotografía a cargo del desconocido, hasta el momento, John Hora nos sumerge en una atmósfera opresiva y tenebrosa, llena de suspense donde no todo es lo que parece, aunque no hace falta ser un genio para anticipar muchas de las tramas de la misma. John Hora, aceptó el proyecto del que ahora llama “una película diferente de bajo presupuesto”, Hora explica en varias de sus entrevistas que durante el rodaje de The Howling aprendió muchos de los trucos que después aplicaría a otra de sus películas. Esta película inició la colaboración entre Hora y Dante.

La banda sonora corre a cargo del gran Pino Donaggio (quien también colaboró con Dante en Piraña (Piranha) y compositor habitual de Brian De Palma (Carrie, Doble Cuerpo, Vestido para matar). La música encaja perfectamente con la película y ayuda a crear el clima de suspense y terror, de hecho os encontraréis muchas veces al borde de la silla.


A nivel interpretativo, todos los actores están a la altura, Patrick Macnee, está genial como psiquiatra y detonante de toda la historia. Elisabeth Brooks que interpreta a la más que seductora Marsha Quist y cuya frase al final de la película es épica, nunca palabra, aparentemente inocente, ha encerrado tanto significado. Robert Picardo (otro de los habituales de Dante), interpreta a un terrorífico y cruel asesino en serie cuyo secreto descubriréis durante la película. Y destacar a Dee Wallace que antes de ser archiconocida al interpretar la madre de ET lo pasaba y nos lo hacía pasar realmente mal como una estupenda scream queen, siguiendo todos los tópicos habidos y por haber. Y como ya he mencionado con anterioridad Rick Miller, quien roba la escena cada vez que aparece.

Uno de los clásicos imperdibles del cine de terror de los ‘80, película de terror con toques de humor totalmente geniales, mezclados a la perfección para ofrecernos una de las joyas del cine de género. Bien es cierto que la película tarda en arrancar, pero una vez que comienza sigue sin concesiones hasta el final. Destacar como ya he comentado los efectos especiales, increíbles las transformaciones (tal vez ahora, en la época de la inmediatez, podamos encontrarlas un poco largas) pero os puedo asegurar que dejaron a los espectadores de la época ojipláticos. La película en su totalidad es una crítica al todo por la audiencia y a la manipulación que hacen de las noticias los medios de comunicación. Prueba de esto es la impactante escena final, ya icónica de la que no os quiero desvelar en demasía. ¿Podemos creer todo lo que nos cuentan los medios de comunicación? Si os gustan las películas con tensión constante, gore en su justo punto, buenas interpretaciones, una historia que no por conocida deja de ser igual de interesante no lo dudéis os encantará.

Curiosidades

Gracias a la recaudación que produjo esta película, pudimos disfrutar de otra de las películas más icónicas del maestro Dante, Gremlins.

Dick Miller, uno de los actores fetiche, ha aparecido en cada una de las películas dirigidas por Dante.

Todos los nombres de los protagonistas de la película rinden homenaje a varios directores de películas clásicas sobre licantropía.

El guionista y escritor de la novela John Sayles hace un cameo como ayudante en la morgue.

La fijación de Rob Bottin con los monstruos era un escape del mundo real, su padre le mostró con 7 años la caja donde se guardaba el muñeco Frankenstein. Con 14 conoció a Rick Baker gracias a un dibujo que hizo un de Lon Chaney Sr. Allí quedó fascinado por la cantidad de monstruos que tenía Rick en casa “Había más de 10.000” y empezó su carrera bajo su tutela.

Joe Dante fue discípulo del genio de la serie B, el gran Roger Corman y en sus películas queda muy palpable tanto en la elección de actores como en la dirección.

The Howling compartió año de estreno con Un Hombre Lobo Americano en Londres dirigida por John Landis cuyos efectos especiales corren a cargo del propio Rick Baker.

The Howling es la franquicia de terror de temática licantrópica más prolífica de la historia del cine, incluye tres novelas y ocho películas. La serie comenzó con la novela de terror de 1977 The Howling de Gary Brandner.

La escena junto a la hoguera, donde la podemos ver en un desnudo integral, es uno de los momentos más intensos en las películas de terror de los ‘80)

Firma: Marta P.
@MartaPraOc