Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 1 de febrero de 2018

Victor Crowley review


Título original: Victor Crowley

Año: 2017

Duración: 93 min.

País: Estados Unidos

Director: Adam Green

Guion: Adam Green

Música: Jason Akers, Sam Ewing

Fotografía: Jan-Michael Losada

Reparto: Parry Shen, Kane Hodder, Laura Ortiz, Dave Sheridan, Krystal Joy Brown


Victor Crowley vuelve más gore que nunca.

Cuando todos pensábamos que la tercera entrega iba a ser el colofón final para el desdichado de Victor Crowley, llega su director y nos regala una cuarta entrega, la cual pocos esperábamos. Al no ser una entrega numerada como sus predecesoras algunos pensaban que esta iba a ser un reboot de Hatchet, pero a los pocos minutos de empezar el metraje nos deja claro que se trata de la cuarta entrega de la saga.


Ciertamente echo en falta a una scream queen capaz de suplir el gran hueco que nos deja Danielle Harris, y precisamente creo que esta es la mayor debilidad de esta secuela titulada Victor Crowley.

Adam Green, vuelve a firmar tanto guion como dirección para esta cuarta entrega de la saga. Me gusta que siga siendo fiel a sus principios. Es simple pero efectivo, al fin y al cabo, todos los que disfrutamos con Hatchet estamos aquí para seguir viendo las muertes más violentas e inverosímiles posibles, no por su profundo argumento o sus inesperados giros de guion.

Como partes negativas y creo que es un paso hacia atrás, la antes mencionada falta de una scream queen con carisma, pues aunque el bueno de Parry Shen intenta coger las riendas del protagonismo en esta entrega, no tiene el carisma suficiente para encararse al monstruo. La otra parte negativa de la cinta es la falta de muertes. Ya que después de disfrutar de auténticas escabechinas en las anteriores entregas, esperábamos como mínimo tener un plus de muertes aquí, creo que el contador queda escaso.

Por otra parte, siempre gusta volver a ver al gigante de Kane Hodder descuartizar pobres energúmenos como quien corta mantequilla. A esto le añades los efectos especiales (totalmente increíbles) y de maquillaje a la vieja usanza, como realmente nos gustan a todos los amantes del gore de serie B que tantas alegrías nos daba décadas atrás.


Aunque como antes dije, esta cuarta entrega da un pequeño paso hacia atrás en cuanto a calidad, pienso que Adam Green y su pequeño monstruo, Victor Crowley aún tienen mucho que decir. Por cierto, no os vayáis nada más terminar, porque tras los títulos de crédito hay una pequeña y agradable sorpresa para todos los fans de la saga.

Si os gustan las anteriores cintas creo que no defraudará a sus seguidores y si esta saga os suena desconocida, no sé a qué estáis esperando a darle una oportunidad. Imprescindible para todo amante del slasher ochentero.

Firma: Omar Parra.
@Omar_FTW