Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 19 de noviembre de 2017

Crónica Festival TerrorMolins 2017 día 9


Sábado 18 de Noviembre

Ya hemos llegado a uno de los acontecimientos más esperados del año y que ningún otro festival se atreve a programar. Doce horas de terror ininterrumpidas. Solo un público fiel como el que asiste al Festival de Cine de Terror de Molins de Rei se atreve a sufrir, reír, llorar y aterrorizarse durante tan largo periodo de tiempo. Pero todo tiene su recompensa y esta es poder disfrutar de unas proyecciones cuya calidad alcanza cotas máximas.

Vamos a desgranar en que consiste esta maratoniana sesión. Para empezar Les Affamés de Robin Aubert autor también del guion. Si hay una criatura, dentro del género del terror, que ha sido sobre explotada por el cine eso son los zombis. No ha habido otro que haya proliferado más en menos tiempo que los muertos vivientes. Y entendemos que son un caramelito para cineastas que buscan colocar a sus personajes en situaciones extremas con un monstruo tan carismático. Pero con tanta reiteración de películas, que han salido prácticamente de debajo de las piedras no se puede negar cierto desgaste. En Les Affamés también pasa, pero no se puede negar que se esfuerza en mostrar un nuevo punto de vista, una original propuesta que hace que veamos a este monstruo de una manera más humana. Es una película muy triste, los pocos no infectados que quedan se saben que su supervivencia es cuestión de días y cada uno lo sobrelleva de maneras distintas, lo que hace que por algunos momentos un extraño y refrescante humor se apodere de la pantalla logrando volverse deliciosa. Cuenta con menos de una docena de personajes lo que hace que todos tengan su momento, pero sin duda sus protagonistas son Marc-André Grondin (5150 rue des Ormes) y Monia Chokri, dos personajes entrañables y muy bien escritos a los que indudablemente, les cojeras cariño. Los zombis han conquistado el mundo. Los pocos supervivientes que quedan procuran seguir adelante sin cruzarse con ellos en la medida de lo posible. Pero la falta de recursos y la constante expansión de los depredadores les obligará a tener que desplazarse.

La cosa se va volviendo candente por momentos. Seguimos con Revenge, un producto francés escrito y dirigido por Coralie Fargeat que hace su estreno en el exigente mundo del largo y además atreviéndose con un film que provocó en su estreno más de un desmayo. Estamos ante un nuevo rape & revenge, uno de los subgéneros de terror más prolíficos el cual creemos que es una navaja de doble filo. Por una parte, ¿a quién no le gusta ver como una mujer cobra venganza de la manera más cruel posible de sus asaltantes? Por otra parte, estamos ante un subgénero realmente plano, no hay más que ir de A hacia B y de B hacia el desenlace, por eso muchos fans del terror tal vez pidan un algo más que tan solo una simple venganza. A pesar de como dijimos antes la historia es simple, porque realmente este tipo de films es que no tienen gran cosa que contar, pero es tanta su potencia visual, su ritmo, su protagonista, que consiguen atraparte desde el minuto 0 y no es hasta que salen los títulos de crédito que te das cuenta que has estado gozando del mejor rape & revenge durante casi 2 horas de metraje, las cuales pasan en un suspiro. Espero que estéis listos para aplaudir, para situaciones imposibles, para las muertes más dolorosas y para ser testigos de cómo una bellísima Matilda Anna Ingrid Lutz se come la pantalla armada hasta los dientes y con tan poca ropa como escasos miramientos hacia sus captores. Jen y Richard llegan en helicóptero a su nido de amor, una espectacular casa en mitad de la nada. Pronto descubriremos que Richard es un hombre casado y Jen simplemente el ligue para pasar el rato. Todo esto se complicará aún más cuando aparezcan en escena Stan y Dimitri, los amigos de Richard, los cuales quieren unirse a la fiesta. Todo acaba muy mal y tras un intento de huida por parte de Jen, ésta acaba al final de un precipicio... Pero en esta trágica historia esto es solo el principio.

Vamos avanzando sin prisa pero sin pausa. Ahora le toca el turno a The Lodgers, producción de Irlanda dirigida por Brian O'Malley. En el guion David Turpin, profesor de literatura irlandesa. Haciendo un poco de memoria recordamos el anterior trabajo del director: Let Us Pray, que tuvo bastante repercusión allá en el año 2014. Nos encontramos ante una historia gótica de fantasmas ambientada en la Irlanda rural de principios del siglo XX. Tiene un enfoque sobrenatural que también abarca temas de conflicto de clases y el deber patriótico en una sociedad que cambia rápidamente bajo el dominio del colonialismo británico. En las interpretaciones nos encontramos con Charlotte Vega (El Club de los Incomprendidos, Mi Otro Yo), David Bradley (Harry Potter, The Strain) y Eugene Simon (Juego de Tronos, Ben Hur). Ambientada en la zona rural de Irlanda en 1920, esta historia gótica evoca las historias espeluznantes de Shirley Jackson y Oscar Wilde en un cuento de gemelos adolescentes que viven en una mansión embrujada bajo la sombra de una maldición familiar.

Como viene siendo habitual en mitad de la noche la peli sorpresa. Como escribimos a toro pasado, no tenemos ningún inconveniente en decir cuál es: The Crazies de George A. Romero, en el guion está ayudado por Paul McCollough. Nombrar toda la biografía del director norteamericano nos llevaría hasta las doce horas del año próximo, así que destacaremos La Noche de los Muertos Vivientes, Creepshow, Zombi y El Día de los Muertos. Como podéis comprobar todas y cada una de ellas dentro del género terrorífico. The Crazies es una película acerca del accidentado ensayo de un arma biológica militar en los habitantes de un pequeño pueblo estadounidense. Aunque el film fue un fracaso de taquilla en su estreno, acabó convirtiéndose en una película de culto. Un remake de la película fue hecho en 2010 por Breck Eisner. En las interpretaciones Lane Carroll, Will MacMillan (El Gran Héroe Americano), Lynn Lowry (Vinieron de Dentro De) y Richard Liberty (El Día de los Muertos). Una plaga biológica ataca un pueblo de Pennsylvania provocando una incontrolable sed de sangre en sus habitantes. El ejército es llamado a contenerla, pero la gente, afectada por la enfermedad, se rebela y atenta contra los soldados.

Como penúltimo film tenemos Game of Death de Sebastien Landry y Laurence Morais-Lagace. En el guion un póker: Edouard H. Bond, Philip Kalin-HadjuSebastien Landry y Laurence Morais-Lagace. Game of Death es una fiesta de gore y nostalgia ochentera a partes iguales, estamos ante una fórmula muy parecida que nos ofrecía Turbo Kid o Beyond the Gates. Aunque es cierto que el humor en este film queda en un plano más secundario, y a cada minuto que avanza en el metraje nos introducimos en un juego de terror bastante sórdido. Estamos ante el primer largometraje de terror que dirigen juntos los directores Laurence Morais-Lagace  y Sebastien Landry, los cuales ya habían trabajado juntos en anterioridad en algún cortometraje. Estamos ante una gran película de género, que estoy seguro hará las delicias de los fans del terror más festivaleros. En las interpretaciones Sam Earle (Defiance), Victoria Diamond (Los Demonios), Emelia Hellman (19-2) y Catherine Saindon (Say Goodbye).  Un grupo de amigos están pasando el día juntos, el alcohol y el buen rollo reinan en el ambiente. Es entonces cuando descubren un viejo y polvoriento juego de mesa. Cuando todos deciden que es momento de probarlo, descubrirán que han escogido la peor elección de sus vidas. El juego les obligará a tomar la imposible decisión constante de matar o morir si es que quieren tener alguna posibilidad de sobrevivir. EL JUEGO EMPIEZA AQUÍ.

Luchando como unos cosacos contra el enemigo más encarnizado a estas horas: el sueño, llegamos al final de una maratón que ha llenado nuestros más bajos instintos. Para ello que mejor que degustar The Night Watchmen de Mitchell Altieri. En la confección del screenplay: Ken Arnold, Dan DeLuca y Jamie Nash. El cine se puede tomar de muchas maneras, y en películas de género el abanico está abierto de igual manera, pudiéndose mezclar sin demasiados problemas con otros estilos cinematográficos con los que encaja más o menos bien. Uno de ellos, y de los que mejor combina, es la comedia pues la comparación de criaturas o situaciones terroríficas con un buen chiste colocado a contrapié convierte la situación en todavía más increíble e inverosímil. The Night Watchmen sería probablemente la demostración perfecta a la anterior frase. Lo que ofrece esta cinta es diversión de principio a fin, ella misma sabe que como valor audiovisual no tiene nada memorable pero como simple y sano divertimento es un producto con grandes cualidades. En el trabajo actoral Ken Arnold (The office of Doom) y Dan DeLuca (The Jersey Devil) protagonistas y guionistas de la cinta (junto a Jamie Nash), pero también hay que destacar a Kara Luiz (A Beguinner's Guide to Snuff), Kevin Jiggets (One Penny) y Max Gray Wilbur (Thrill Kill). Un grupo de vigilantes nocturnos de unas oficinas algo “flipados” alucinan al ver por las cámaras de seguridad que una extraña criatura ataca a todos los empleados convirtiéndolos en monstruos como él. El deber llama a la puerta. Alguien tiene que acabar con ellos.

Hemos llegado al final y casi sin ningún rasguño. Esperamos que hayáis podido disfrutar, como nosotros realizándolas, de unas crónicas que han intentado plasmar todo lo que ocurría a nuestro alrededor. Dar las gracias a la organización por las facilidades para realizar nuestro trabajo y felicitarles por una edición que marcará época. De eso nos daremos cuenta de aquí unos años.

¡Larga vida a TerrorMolins!