Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 18 de noviembre de 2017

Crónica Festival TerrorMolins 2017 día 8


Viernes 17 de Noviembre

El Festival en su 36 edición está llegando a su fin, no obstante nos queda un largo trecho por recorrer, tendremos que aprovechar los últimos coletazos de una programación que ha rayado a gran altura y que ha colmado nuestros más oscuros deseos.

Por la mañanita tenemos la 9ª. Mostra de Curts de Terror per a Instituts, una introducción al cine de terror en formato cortometraje para chicos y chicas en edad de aprender. No sabemos si el cine está entre sus variados gustos, Terromolins intenta que esto, que se antoja algo difícil, llegue a buen puerto.

Como no podía ser menos, el documental hace acto de presencia. Herederos de la Bestia de David Pizarro y Diego López, trata, como suponemos habéis adivinado, de la película de culto El Día de la Bestia de Álex de la Iglesia. Parece mentira pero ya han transcurrido dos décadas desde su estreno. Destacar que supuso la confirmación como cineasta del director vasco y el descubrimiento de Santiago Segura.

Para hacer tiempo bajamos hasta la Sala Gótica para ver Tonight She Comes de Matt Stuertz, autor asimismo del guion. La primera secuencia de la película empieza fuerte, bastante explicita y con mucha sangre, pero tras proyectar el título en pantalla tienes la sensación de que lo que sigue no es la misma película, porque empieza con el humor más chorra posible de la mano de los personajes que te acompañaran hasta el final de la historia. No, no os habéis equivocado, esta película en realidad es una comedia para echar unas risas en “colegueo”, con sangre y posesiones, eso sí. Matt Stuertz, escribe y dirige su segundo largometraje tras RWD (2015), en esta ocasión y a diferencia de la película mencionada escribe el guion de manera individual. Una dirección sin planos complejos en que Matt se ha dedicado a contar la historia de manera ordenada sin querer alterar el curso de los acontecimientos. El elenco de actores al que podéis llegar a odiar, por los caracteres que interpretan está formado por Adam Hartley, quien tiene el rol de joven pasota y fumado obsesionado con el sexo, bastante común en muchas películas, como podéis observar, Brock Rusell, en el carácter de un personaje bastante desvitalizado que a menudo reacciona incoherente a la situación, Larissa White y Cameisha Cotton hacen de una pareja de pánfilas que quieren pasarlo bien sin mucho más que resaltar, Dal Nicole en un rol más exigente que el resto y Jenna McDonald como Felicity más que correcta en su interpretación. Un peculiar cartero y su amigo terminan por casualidad en una casa aislada en mitad del bosque, allí conocerán un par de chicas que dicen estar esperando a su amiga que es la propietaria de la casa. Tras estos acontecimientos todo se volverá del revés.

Volvemos a La Peni vestidos de etiqueta para asistir a una Sesión de Clausura que incluye un merecido homenaje a las 50 ediciones del Festival de Sitges y la lectura del palmarés. Primeramente asistimos a la proyección del corto fuera de concurso y en formato animación stop-motion, Cavalls Morts de Marc Riba i Anna Solanas. Esa pareja de cineastas ya nos dejó con la boca abierta en su obra Canis de 2013, todo un hallazgo en todos los sentidos. Juntos desde hace 15 años, los cineastas llevar explorando la animación fotograma a fotograma en un universo que mezcla la más cruel y terrorífica faceta de la realidad. En este su último trabajo ambos se posicionan a medio camino entre la devastación y la náusea que produce la acción humana y la inocencia del mundo visto a través de los ojos de un niño. En un aislado lugar rural donde la Guerra amenaza, un niño se ve obligado a huir. Por el camino, cadáveres de caballos por doquier. Solo caballos muertos. ¿Por qué? ¿Por qué han decidido los caballos matarse unos a otros?

Para finalizar la jornada que mejor que ver el film A Ghost Story de David Lowery que también se hace cargo del guion. Curiosa esta película, sinceramente no esperábamos nada más que un melodrama romántico de baratillo, una revisión de la película Ghost (1990) actualizada, con un aire hipster y un par de caras conocidas. Y bueno, en sus primeros minutos nada nos hizo cambiar de opinión y sinceramente, no recordamos en qué momento nuestra cabeza empezó a entender que podría aprender algo importante. Fue más bien un arco, una gráfica ascendente que, con mucha tranquilidad y sobre todo silencio, explica al espectador la importancia de la vida y la de los que están a tu alrededor. No la podemos considerar una película de terror, salvo algún momento aislado (totalmente light), sí es una película peculiar que quiere explicar una historia, hay momentos en los que peca de tomarse demasiado tiempo en algunas escenas para ser poética, pero se comprende su intención. Opta por rodearse de un reparto de lujo, que también acostumbra en colaborar con proyectos pequeños junto al director, como es el caso de En un lugar sin ley (2013) como son Casey Affleck (Manchester Frente al Mar, Interstellar) y Rooney Mara (Lion, Carol). La tranquila vida de una joven pareja se trunca cuando él fallece en un accidente de tráfico. Pero su existencia no termina ahí, su fantasma vuelve a su casa para ser observador silencioso del proceso de duelo de su mujer, y de mucho más.

No ha estado mal, ¿no os parece? Ardientes estamos ante el desafío de mañana, pero no corramos tanto, primero descansar, tomar algún refrigerio sin alcohol, comer sano y soñar con los angelitos.