Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 10 de octubre de 2017

The Crescent review


Título original: The Crescent

Año: 2017

Duración: 99 min.

País: Canadá

Director: Seth A. Smith

Guion: Darcy Spidle

Música: Seth A. Smith

Fotografía: Craig Buckley

Reparto: Britt Loder, Danika Vandersteen, Amy Trefry, Andrew Gillis, Terrence Murray, Woodrow Graves, Chik White


Un homenaje muy descafeinado.

Nos encontramos con una película que no para de prometer pero que no ofrece prácticamente nada. El cine lento y casi minimalista puede tener sus seguidores, pero no puedes alargar las escenas hasta el ridículo sin explicar gran cosa. Y la idea de la cinta puede ser buena pero extendida en su duración hasta tal extremo que te hace plantearte porque sigues viendo la película.


Beth es una joven madre que acaba de enviudar. Para intentar recuperarse se marcha junto a su hijo a casa de su madre, donde ella pasaba los veranos cuando era joven. Con el tiempo, empezará a notar cosas extrañas, los vecinos parecen esconder algo y la casa hace cosas raras...

No miento si digo que vi la película con ciertas expectativas, algo que no hay que hacer, pero a veces no se puede evitar debido a los comentarios que recibía sobre ella. Y cual fue mi sorpresa cuando me encontré con unos primeros 45 minutos repletos de nada, una mínima presentación de los personajes que pretende explicar mucho con silencios, y largas escenas cotidianas pero que no lo logra ni por asomo. No es bien recibido cuando el aburrimiento ya te ha invadido por completo presenciar una escena de un minuto de una gaviota comiéndose un alga. Ahí es cuando te das cuenta de que te están tomando el pelo. Podría haber sido algo interesante como un mediometraje de máximo 40 minutos, pero más de hora y media sin un argumento claro es forzar demasiado.

Segundo largometraje para el canadiense Seth A. Smith tras Lowlife (2012) y un puñado de cortometrajes. Destacar en temas técnicos con la fotografía de la película, de lo mejor de esta, y sin querer quitarle mérito a Craig Buckley por su trabajo, hay que reconocer que el lugar elegido es idílico, se respira paz por todas partes, si bien esto tampoco rema a favor de un ritmo algo más dinámico. Debutan en pantalla Danika Vadersteen y Woodrow Graves, ella está correcta interpretando a una joven viuda con un hijo del que hacerse cargo, pese a que los sucesos que le ocurran pequen de poco coherentes, el caso de Woodrow es más curioso, pues es un niño de alrededor 3 años que actúa, obviamente no se puede esperar una interpretación espectacular de alguien tan joven pero es muy loable el esfuerzo de alguien tan pequeño en memorizar diálogos e incluso cargar con el peso de la película llegados a cierto punto. Sin duda destaca.


The Crescent no llega a ser adaptación, pero por muy poco, es un claro homenaje a diferentes relatos de H.P. Lovecraft, en especial a La sombra sobre Innsmouth, uno de sus relatos más célebres publicados entre 1931 y 1935. Pero antes de que os frotéis las manos con una adaptación del maestro (algo que, incomprensiblemente, no ocurre demasiado a menudo) esta película no es recomendable para la mayoría de público con la excepción de nichos específicos que no les importe una película con nulo ritmo, duración larga y argumento no demasiado interesante.

Firma: Oriol Hernández.