Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 23 de octubre de 2017

Matar a Dios review


Título original: Matar a Dios

Año: 2017

Duración: 90 min.

País: España

Director: Caye Casas, Albert Pintó

Guion: Caye Casas, Albert Pintó

Fotografía: Miquel Prohens

Reparto: Itziar Castro, Eduardo Antuña, Boris Ruiz, David Pareja, Emilio Gavira, Francesc Orella


Original y divertida.

Matar a Dios es una película agradable, repleta de comedia y con algunos momentos ingeniosos. Con una crítica religiosa más suave de lo que podría parecer (que la hay, pero en ningún momento se quiere sacar sangre) esta cinta habla sobre la familia, las relaciones, y el rencor. Y no estamos hablando de una película trascendental en lo absoluto, pero hay temas cotidianos camuflados como comedia pero que no dejan de ser serios y dramáticos.


En la cena de nochevieja una pequeña familia se reúne en una casa en la montaña. La noche no está siendo plácida en lo absoluto, ni siquiera normal, pero se traspasará toda línea cuando Dios, en forma de un sin techo enano, se presenta y les informa que en cuanto salga el sol la humanidad se extinguirá excepto para dos sujetos. Les encomienda que ellos decidan quienes serán estos.

Película fácilmente adaptable a obra de teatro, tan solo cinco personajes y un solo escenario en toda la cinta hacen de Matar a Dios una película algo reiterativa, es evidente que esto es por fuerza mayor a no poder añadir más medios para hacer de la cinta algo más dinámico, pero se intenta compensar con unos diálogos cargados de comedia y mala leche y unas interpretaciones muy solventes. De hecho, si el reparto no hubiera estado tan acertado esta película habría salido muy mal parada. Es una película que puede resentirse en su ritmo, no siempre es igual de divertida y se achaca que pueda cansar la reiteración de chistes y algunas escenas que necesitaban ser tan largas, pero cuando se pone ocurrente y los diálogos van volando estamos ante una película altamente recomendable.

Dirigen su primer largometraje, pero enésima producción juntos, Caye Casas y Albert Pintó (Nada S.A, RIP) se les nota encorsetados por un presupuesto limitado, pero se las apañan para hacer una película lo más ágil y entretenida posible, que no es poco. Las mayores bazas de Matar a Dios son su guion, no tanto por su resolución sino por su desarrollo, y su reparto, todos y cada uno de ellos está estupendos y se les nota que lo están pasando en grande. Eduardo Antuña (La comunidad), Itziar Castro (REC 3), David Pareja (Magical Girl), Boris Ruiz (Los Sin Nombre) y Emilio Gavira (El milagro de P. Tinto) se llevan todo el peso de la cinta con unos personajes algo clichés, pero esto juega a favor, pues llevan esas excentricidades de una manera exagerada y eso favorece a la comedia. Los toques gore llegados a cierto punto quedan muy bien y se echa en falta algo más de sangre en otros momentos de la cinta.


Matar a Dios es una película sencilla y original, no esperes la comedia ácida del año porque no es lo que se pretende. Pero si quieres pasar 90 minutos entretenido con un humor ligero con alrededor de una docena de carcajadas esta es tu película.

Firma: Oriol Hernández.