Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 10 de octubre de 2017

Crónica Festival de Sitges 2017 día 5


Lunes 9 de Octubre

Empezamos la semana con unas proyecciones que por lo que parece rayan a gran altura. Nuestro natural instinto intenta detectar las más atrayentes. Esperamos que estéis de acuerdo.

Sin más dilación nos disponemos a ver La Villana (Ak-Nyeo), producción surcoreana capitaneada por Byung-gil Jung ayudado en el guion por Byeong-sik Jung. Entre las obras más destacadas de su director tenemos Confession of Murder (Nae-ga sal-in-beom-i-da) del 2012, un buen antecedente. En La Villana nos encontramos con una historia cargada de adrenalina, peleas, disparos, apuñalamientos y asesinatos interrumpida por calmadas escenas que narran la historia y el desarrollo de los personajes. Un cine típicamente de Corea del Sur con todos los alicientes y aditivos que eso conlleva. Acción y diversión a partes iguales. En el elenco tenemos a Ok-bin Kim (Thirst, The Front Line y Arang), Ha-kyun Shin (Sympathy for Mr. Vengance, Sympathy for Lady Vengance y Murder Take One) y Seo-hyeong Kim (Bom y The Berlin File). Sook-hee era solo una niña cuando comenzó a entrenarse para convertirse en una asesina en Yanbian, China.  Cuando su mentor y entrenador muere, ella se convierte en un agente secreto para Corea del Sur, luego de 10 años de servicio intenta comenzar una nueva vida como actriz pero las cosas nunca son sencillas para una sicaria. Sook- hee pronto descubre oscuros secretos sobre su vida pasada, por lo que sale en busca de venganza dejando un rastro de cuerpos atrás.

La cosa se va animando. Estamos preparados para la aparición del maestro Takeshi Kitano que nos presenta Outrage Coda, último de los episodios de la trilogía cuyas antecesoras son Outrage y Beyond Outrage. No hace falta que os diga quién es el autor de guion. De todo hay en la extensa carrera del Sr. Kitano, aunque predominan los dramas acerca de mafiosos. Paradójicamente en su Japón natal se le conoce más como animador de televisión y comediante. Basta recordar su papel de presentado en el hilarante concurso Humor Amarillo (Takeshi’s Castle) en los años noventa. Vamos a destacar alguno de los títulos que marcaron su carrera. Para empezar la que muchos consideran su obra maestra: Dolls de 2002 en la cual solo se reservó la dirección, seguimos con Zatōichi de 2003, aquí ya añadiendo el papel principal y acabamos con Kids Return de 1996. En Outrage Coda encabeza el extenso reparto, le siguen Toshiyuki Nishida (Gako y Tonkô) y Tatsuo Nadaka (Sehia). Cinco años después de sobrevivir a la guerra total entre las familias Sanno y Hanabishi, el ex jefe de yakuza Otomo ahora trabaja en Corea del Sur para el Sr. Chang, un famoso reparador cuya influencia se extiende hasta Japón. Un incidente relativamente menor provoca tensiones entre las empresas Chang y el lejano y poderoso Hanabishi. El creciente conflicto se desvanece e inflama una lucha de poder feroz entre los altos escalones de los Hanabishi. Cuando finalmente la vida de Chang está en peligro, el devoto yakuza Otomo regresa a Japón para arreglar las cosas de una vez por todas.

A continuación nos toca degustar un producto yankee: Tragedy Girls de Tyler MacIntyre. En el guion tiene la colaboración de Chris Lee Hill. La colaboración entre ambos se inició con Flicker y siguió con Patchwork, dos productos dónde la comedia está muy presente. En Tragedy Girls no la abandona del todo pero añade eso que tanto nos gusta y que se llama terror. Películas con ambas premisas las hay a montones y es que es una mezcla de lo más atractiva. Podríamos nombrar Zombies Party de Edgar Wright, Evil Dead de Sam Raimi y Braindead de Peter Jackson, Como veis títulos que han dejado huella. Tragedy Girls es una comedia salvaje de meta horror con algunas de las adolescentes más estupendas que hemos visto en pantalla. Cuenta con un reparto formado por Brianna Hildebrand (Deadpool), Alexandra Shipp (Straight Outta Compton), Craig Robinson (Juerga hasta el fin) y Josh Hutcherson (Los juegos del hambre), entre otros. Un par de adolescentes obsesionadas con la muerte crean un show en internet, donde comparten el frenesí de tragedias que ocurren en su pequeño pueblo para convertirse así, en las nuevas leyendas del horror.

A continuación Brawl in Cell Block 99, escrita y dirigida por el estadounidense S. Craig Zahler autor, entre otras de Bone Tomahawk y The Incident, ésta última como autor del screenplay. La película de Zahler es entretenida, incorregible e incoherente. Sin seguir la ruta de las artes marciales parece inclinarse hacia las hiperviolentas cintas del cine coreano, así como de películas de Indonesia como The Raid en término de número de miembros rotos. Una de las cuestiones importantes es su aspecto de video plano, especialmente teniendo en cuenta los colores abrasadores, que ya mostró en Bone Tomahawk, no en vano el director de fotografía de ambas es Benji Bakshi. No obstante los amantes de la sangre no se sentirán decepcionados. El elenco es de altura. Empezamos con el protagonista Vince Vaughn (Cuestión de Pelotas, Separados y Los Becarios). Seguimos con Don Johnson (Miami Vice, Django Desencadenado y Cold in July) y acabamos con Jennifer Carpenter (Dexter, Quarantine y The Exorcism of Emily Rose). Bradley es un exboxeador con un matrimonio a punto de romperse que pierde su empleo como mecánico de coches. Debido a esta sensación pesimista, acaba decidiendo que su mejor opción es trabajar para un viejo amigo como traficante de drogas. Esta decisión mejorará su vida hasta que se ve envuelto en un tiroteo entre la policía y sus aliados; situación que le acaba llevando a la cárcel. Allí sus enemigos le obligarán a cometer actos de violencia. 

Para finalizar el día de hoy un producto de Dinamarca. Concretamente Darkland (Underverden) de Fenar Ahmad, ayudado en el guion por Adam August. Nos encontramos ante un pequeño regalo danés. Mezcla los bajos fondos de Copenhague con el comentario social, aderezados con unas hermosas imágenes de colores saturados y luces de neón. Es un cuento de venganza muy brutal, tenso y entretenido que también contiene sus propios momentos conmovedores, construyendo con paciencia personajes y relaciones. En el apartado interpretativo contamos con Dar Salim, Stine Fischer Christensen y Ali Sivandi. En Darkland, un exitoso doctor perderá a su hermano pequeño en un asalto relacionado con pandillas y abandonará su privilegiada vida para convertirse en un guerrero enmascarado con ansias de venganza.

Esto ha sido todo. Un gran día disfrutado de principio a fin.