Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 14 de julio de 2017

Karim Shaker finaliza el rodaje de su nuevo proyecto de género, Run Runner Run


Después de un fin de semana titánico, el equipo de la productora independiente Walskium Studio, con el realizador madrileño Karim Shaker (La Cena, 2016) al frente, ha finalizado el rodaje de su proyecto más ambicioso hasta la fecha. El rodaje se llevó acabo en su mayor parte en las afueras de Alcalá de Henares en localizaciones exteriores.

Run Runner Run es un corto en clave de thriller de acción y terror con mucha mala leche que cuenta la historia de Laura, una atractiva y joven madre que como cada día sale a correr por los bosques cercanos a su casa. Nunca habría imaginado lo que le espera acechando entre la espesura.


El corto lo protagonizan la actriz Mónica Miranda (Chicas Paranoicas, 2015), Javier Batanero (Te doy mis Ojos, 2003) y Boris Martínez (Stunt en Al Filo del Mañana, 2014, El Invitado, 2012). Este último ha sido también el encargado de coordinar la acción. Una pieza imprescindible del equipo dadas las exigencias de un guión cargado de movimiento y escenas complejas.

En el apartado de FX destaca la utilización de efectos prácticos, de la mano de Pedro Rodriguez Studio (Gan6ador de 3 Goyas por Balada Triste de Trompeta, 2010, Las Brujas de Zugarramurdi, 2013 y Musarañas, 2014) y Alucine Efectos Especiales. K.S.“Desde el principio teníamos claro que la crudeza a la que aspirábamos sólo se podía lograr con los efectos prácticos. Haber utilizado sólo vfx habría sido un error.”


En palabras de su guionista y director, Karim Shaker: “Quería una historia realista, un personaje con el que se pudiera empatizar fácilmente para lograr que su piel sea la del espectador. Run Runner Run mezcla algo tan actual como pueda ser el running con ecos de la España profunda. Creo sinceramente que en nuestro país, en nuestras costumbres y maneras de vivir, quedan muchas vetas por explotar dentro del cine fantástico”.

Desde Walskium Studio están ya trabajando a toda máquina en la edición y postpro del corto con vistas a llegar a tiempo para esta temporada de festivales marcada por la importancia de los 50 años de Sitges.