Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 6 de julio de 2017

Crónica Cryptshow Festival 2017 día 1


Miércoles 5 de Julio

Cryptshow da su pistoletazo de salida con una sesión inaugural que nos ha dejado a todos anonadados. Usamos esta palabreja para no echar mano de otras más escatológicas que quizás reflejarían con más exactitud cómo nos sentimos el numeroso público asistente a la mencionada sesión.

De entrada indicar que el film que aparecía en pantalla era Tetsuo, el hombre de hierro (Tetsuo. Shin’ya Tsukamoto, 1989) paradigma del Cyberpunk. Rodada en blanco y negro, tiene como premisa el riesgo. Angustiosos primeros planos, cortes realizados sin mucho miramiento, ritmo frenético y una historia bastante difícil de seguir. La podríamos comparar en este último aspecto con Cabeza borradora (Erasehead. David Lynch, 1977), lo cual no nos atrevemos a decir si es positivo o todo lo contrario. Con cierto aire a manga, sobretodo en el lenguaje audiovisual, mantiene algunos de los tópicos de los cómics japoneses, como no podía ser de otra forma. Un asalariado con corbata atropella accidentalmente a The Metal Fetishist, un hombre que se inserta desperdicios metálicos en el cuerpo. Su venganza consiste en ir convirtiendo a su “asesino” en un grotesco, y en ocasiones divertido, hibrido entre hombre y metal oxidado.

Lo que hemos explicado más arriba parece bastante bizarro. Si a eso le añadimos la música en directo de Agustí Busom y compañía, todo se convierte en un coctel explosivo, sobre todo para nuestras pobres neuronas ávidas de entender lo que va saliendo en la pantalla. Pero no penséis que eso entorpezca el visionado de algo ya de por si complicado, al contrario, su efecto entre relajante y perverso hace que nos situemos en un plano superior mentalmente y que todo fluya. Cuesta un poco poder catalogar en que género musical nos movemos, puesto que no es una música que nos acompañe en toda la proyección. Respeta los escasos diálogos y algunos ruidos originales y su efecto a ratos sinfónico se descabalga en ocasiones a través de un sonido más duro y muy contundente. Destacar el apoteósico y un poco edulcorado bis al finalizar la cinta.

Una gran experiencia que año tras año nos brinda el Cryptshow. La única manera de disfrutarla es en directo, así que ya sabéis…

Gran sesión inaugural que presagia un gran festival, de lo cual no tenemos ninguna duda. Estaremos atentos e intentaremos explicarlo todo sin dejarnos nada.