Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 26 de junio de 2017

Bestia review


Título original: Bestia

Año: 2017

Duración: 8 min.

País: Canadá

Director: Gigi Saul Guerrero

Guion: Gigi Saul Guerrero, Raynor Shima (Historia)

Música: Chase Horseman

Fotografía: Luke Bramley

Reparto: Mathias Retamal


Bestial historia del terror más salvaje.

Gigi Saul Guerrero ya nos sorprendió en 2014 con El Gigante (Gigi Saul Guerrero, Luke Bramley) con un cine barroco y lleno de detalles perversos, mezclando sabiamente el más puro terror con miedos ancestrales. Y es que estamos hablando de una directora de origen mexicano afincada en Canadá que nunca ha abandonado esa forma tremebunda de hacer cine original de su país natal.

Tiene una peculiar forma de rodar que enseguida nos llama la atención. Esa personalidad da un toque de modernidad a sus obras, aunque los temas que trata se podrían remontar a muchos años atrás. Primeros planos insultantes con gran dominio del color rojo en todas sus tonalidades, gran importancia de los efectos sonoros que se comportan como un protagonista más y un frenético ritmo.


Otra cosa a destacar es el sabio uso del gore, el hecho de que no abuse excesivamente de él hace que no nos perdamos nada de la historia. En algunos films de esas características el continente destaca más que el contenido y el espectador se acaba perdiendo entre tantos litros de sangre y kilos de vísceras.

El peor monstruo es el que no podemos ver. Eso que parece tan simple hay que saber explicarlo en formato cinematográfico y Gigi lo borda. Tras unos parajes maravillosos nos enseña el escondite del pánico o del terror, como queráis llamarlo.

Un hombre despierta, en bastante mal estado, en un paraje lleno de desolación. El miedo le acecha, quizás no esté tan lejos como piensa.

Inquietante cortometraje que reúne todas las características, positiva todas ellas por cierto, del cine de la directora afincada en Canadá. Siempre hemos sido partidarios de que los films de formato corto han de ser escasos en cuanto a su duración. En esta ocasión encontramos a faltar algo de metraje, no porqué se quede nada por explicar, sino porqué nos lo estamos pasando tan bien que el corte final nos deja un poco fríos. Es por ello que andamos ansiosos por poder degustar algún día su estreno en el largometraje como directora. En Bestia sigue manteniendo los tics a que nos tiene acostumbrados, acentuándolos, si cabe, aún más. Ese mantenerse fiel a sí misma es algo que hay que valorar, sus obras se alejan bastante de la etiqueta “comercial” y de un tipo de cine llamémosle intelectual, es un estilo propio del cual empezamos a ser adictos.


El apartado interpretativo enseguida lo tenemos listo. Un solo actor, Mathias Retamal, se encarga de mostrarnos todo eso que hemos ido explicando. Habitual de los films de Gigi Saul Guerrero, en esta ocasión nos brinda una actuación brillante. La angustia y el dolor quedan perfectamente plasmados.

Para finalizar deciros que no os lo perdáis. Tiene los mimbres necesarios para que lo disfrutéis de principio a fin. Tendremos que estar atentos a los movimientos futuros de la directora Gigi Saul Guerrero.

Firma: Josep M. Luzán.
@Josep_Luzan