Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 8 de mayo de 2017

Crónica Festival FANT Bilbao 2017 día 3


Domingo 7 de Mayo

Hoy no vamos a hacer muchos preámbulos, vamos a ir al grano, hay muchos temas que tratar y no es cuestión de irse por las ramas. Me temo que ahora estamos haciendo esto, así que STOP.

Para empezar el tercer día, y en Sección Oficial, un poco de animación, pero no os penséis que vamos a empezar a explicar chistes o a cantar flamenco, sino que vamos a hablar de Animación, así con mayúsculas para que se vea. De Corea del Sur nos llega Seoul Station de Sang-ho Yeon un habitual de este tipo de cine. El guion corre de su cuenta y hablando claramente lo podemos definir como una de zombis. Sang-ho Yeon rompió en el mismo año que rodó este film la norma de hacer solo películas animadas, ya que nos regaló la excelente Train to Busan. Decir que aun siendo dos películas que se pueden ver independientemente, Seoul Station es la precuela de Train to Busan. Destacar que entre los trabajos anteriores a los dos mencionados, el director surcoreano nos brindó, entre otras, The Fake y Dwae-ji-ui Wang. Un grupo de personas tratan de sobrevivir a una pandemia de zombis que se desencadena en el centro de Seúl.

Sin pérdida de tiempo vamos a introducirnos en la sección Panorama Fantástico en Corto, una especie de Segunda División que llama la atención por la calidad de sus títulos. Si no os lo creéis os vamos a detallar las obras que la componen:

Behind de Ángel Gómez Fernández - España - 15 min. (Con Macarena Gómez)
Die Freundin de Iván Sáinz-Pardo - Alemania - 4 min.
Duelo a las Doce en Punto de Unai Guerra - España - 6 min. (Animación)
Einstein Rosen de Olga Osorio - España - 9 min.
Fe de Juan de Dios Garduño - España - 11 min.
Into the Mud de Pablo Pastor - España - 10 min. (Con María Forqué y Ramón G. del Pomar)
Juliette de Lora D’Addazio - Bélgica - 6 min. (Animación)
Pis de David Caiña - España - 8 min.
Sincrónico de Ricardo Fernández Jiménez - Colombia - 14 min.
Verde Pistacho de Paco Cavero - España - 12 min.
Wolves del andorrano Alvaro Rodríguez Areny - España - 12 min.

Como vais comprobando, hoy no perdemos el tiempo. Estamos en la Sección Oficial. A continuación: I Am not a Serial Killer del irlandés Billy O'Brien, contando con la colaboración en el guion de Christopher Hyde. Dan Wells es el autor del libro en que se basó el film. Para ir dando alguna pista, comentar cierto parecido con la excelente It Follows de David Robert Mitchell, aunque ésta ahonda más en el ya clásico dueto thriller-terror. Uno de los puntos en donde hay unanimidad es en el buen sabor de boca que te queda tras su visionado. Es de aquellas cintas en las que el espectador simpatiza con el chico malo, y es que algo de eso hay en cada uno de nosotros. En el trabajo actoral nos encontramos con un excelente y veteranísimo Christopher Lloyd (saga Regreso al Futuro), Laura Fraser (Breaking Bad) y un jovencísimo Max Records (Donde Viven los Monstruos). Estamos en una pequeña ciudad del Medio Oeste y un adolescente con tendencias homicidas debe destruir a un asesino que no es de este mundo. Al mismo tiempo tiene que mantener ocultos sus propios demonios.

¿Qué viene ahora?, pues un documental. Cine dentro del cine, un tema atractivo ya que podemos ver las tripas de la “industria”. SPUTNIK! está dirigido por Asier Abio y cuenta con la colaboración del colectivo Kutrefacto, y la participación de cineastas como Dani Moreno, Jordi Romero, David Muñoz, J. Oskura, Diego López y Jacint Espuny. Recordamos con cierta lujuria, si nos permitís la expresión, el anterior trabajo de Asier Abio: Bariku Light, casi nada. Por resumirlo de alguna manera sería: intento hacer cine de terror o de lo que sea procurando no morir en el intento. Las ganas y la pasión son infinitas, los recursos, siendo extremadamente benevolentes, escasos.

Sin movernos de España le toca el turno de nuevo a la Sección Oficial con Noctem del mallorquín Marcos Cabotá, ayudado en el guion por Eduardo Zaramella (Al Salir de Clase). Entre su filmografía destacar el curioso documental I Am Your Father que trata de rendir homenaje al actor David Prowse, Darth Vader para los amigos, y que perdió la oportunidad de mostrar su verdadero rostro cuando en El Retorno del Jedi de Richard Marquand lo cambiaron por otro actor. Treinta años más tarde, Marcos Cabotá descubre el porqué de la decisión de los productores. Volvamos a Noctem, encontrábamos a faltar algo de found footage y este film encarga de recordarnos uno de los subgéneros más prolíficos del mundo del cine. Entre el elenco Alex García (Kamikaze), Adrián Lastra (Fuga de Cerebros 2) y Esteban Piñero. Dos amigos desaparecen cuando están disfrutando de unas merecidas vacaciones en México.

Dentro de la sección La Aventura Audiovisual nos llega seguidamente Cine Basura de Paco Fox y Miguel Ángel Viruete. El guion parece la lista del paro. Aparte de los mencionados tenemos a José Viruete, Fernando Hugo, Rodrigo Blanco, Beatriz Pérez Moreno, Miguel Ángel Aijón y Ángel Cordón Ramos. Nos imaginamos las reuniones para su elaboración y se nos ponen los pelos de punta. Diversión garantizada vestida de ciencia-ficción. Dos geeky videobloggers son absorbidos por una película Z realmente espeluznante. Al regresar al mundo real, descubren que han sido perseguidos por las tropas de las películas trashy que adoran.

Repuestos del susto anterior volvemos a la sesuda Sección Oficial para asistir al visionado de El Ataúd de Cristal de Haritz Zubillaga. En el guion tiene la colaboración de Aitor Eneriz. El director bilbaíno cuenta con larga experiencia en el mundo del cortometraje, estrenándose con esta cinta en el formato mayor. Debuta con un producto en principio chocante. Un solo personaje y una sola localización, una limusina. Realmente atractivo y arriesgado, cosa que complace nuestros más bajos instintos. El apartado interpretativo enseguida está resuelto, Paola Bontempi se encarga de todo. Entre su bagaje, la participación en la serie La que se Avecina. Amanda se sube a una lujosa limusina para asistir a una gala en la que ha de recoger un premio. Nada más sentarse, los cristales se tintan de negro, el móvil queda inutilizado y las puertas no se pueden abrir. Su único contacto es una metálica voz que continuamente le dice que es inútil intentar la huida. Comienza el espectáculo.

Llevamos solo tres días y parecemos unos bilbaínos más, cosa que nos llena de gozo. Ignoramos si la opinión de que estemos por aquí de los auténticos habitantes de esta bella ciudad será igual de amable que la nuestra.