Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 13 de diciembre de 2016

Los hermanos Onetti finalizan el rodaje de Los Olvidados (What the Waters Left Behind)


Los Olvidados (What the Waters Left Behind), una de las más ambiciosas propuestas del cine de terror argentino, concluyó su rodaje a principios de mes y ya entra en la etapa de post-producción.

La película resultó ganadora del Primer Concurso de Cine de Género Fantástico organizado por el INCAA. Está dirigida por los hermanos Luciano y Nicolás Onetti, quienes gozan de un status de culto en particular en Europa y Estados Unidos gracias a sus filmes Sonno Profondo (2013) y Francesca (2015).

En esta ocasión, dejan la influencia del terror italiano de los setentas para embeberse del slasher más clásico de carretera, en la línea de The Texas Chainsaw Massacre y The Hills Have Eyes.

Los Olvidados tiene un elenco de jóvenes figuras encabezado por Agustín Pardella, Victoria Maurette, Victorio D´Alessandro, Paula Brasca, Paula Sartor y Tamara Garzón, acompañados de grandes figuras como Mirta Busnelli, Gustavo Garzón, Chucho Fernández, Germán Baudino, Damián Dreizik y el actor norteamericano Evan Leed.


Los Olvidados es la primera película de género a nivel mundial en filmarse íntegramente con la tecnología Freefly MOVI, herramienta que viene a ser el futuro del sistema steadycam.

Un grupo de jóvenes parte a las ruinas de Epecuén a filmar un documental sobre los fatídicos acontecimientos que borraron del mapa a esa localidad en los años ochenta. Pero se cruzarán con una serie de terribles personajes que les demostrarán que hay cosas peores que la muerte.

Epecuén era una de las villas turísticas más importantes de la Argentina debido a las propiedades curativas de sus aguas termales. El 10 de noviembre de 1985 un enorme caudal de agua rompió el terraplén que protegía la ciudad, quedando sumergida bajo diez metros de agua salada. Epecuén desapareció. Treinta años después el agua se retiró y las ruinas emergieron dejando expuesto un paisaje desolador. Los pobladores nunca regresaron.