Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 15 de octubre de 2016

Crónica Festival de Sitges 2016 día 8


Viernes 14 de Octubre

Afrontamos esta jornada con gran expectación, como viene siendo habitual, por cierto. Hemos hecho una selección que, en nuestra opinión, raya a un gran nivel. Calidad, variedad y el toque maligno correspondiente.

Para empezar uno de los films más esperados del Festival que no es otro que The Neon Demon de Nicolas Winding Refn. En el guion cuenta con la colaboración de Mary Laws y Polly Stenham. Con cierto aire ochentero, entrelaza las excelsas imágenes con un trasfondo que desnuda los más bajos instintos humanos. Como excusa, el mundo de la moda, que por lo que parece no es tan lindo como uno podría imaginar. En él se mezclan los celos profesionales y la falta de escrúpulos. ¿Qué decir que no sepáis de Nicolas Winding Refn? En su haber Drive y Only God Forgives. En el trabajo actoral, tenemos a una jovencísima Elle Fanning, que interpreta con gran maestría a una ingenua adolescente. A su lado Jena Malone, Bella Heathcote y Abbey Lee. Jesse es una jovencísima aspirante a modelo recién llegada a Los Angeles en busca del éxito. El impacto de su llegada, debido a su candidez y a su carismática belleza, hace que se remuevan los cimientos de esa oscura industria. Sus competidoras están dispuestas a todo con tal de capturar sus cualidades.

Viajamos al Reino Unido para ver Prevenge de Alice Lowe, una de las grandes cómicas británicas de la actualidad y vieja conocida nuestra por ser la coprotagonista de Sightseers, estando también a cargo del guion. Podríamos decir que es una obra muy personal, ya que incluso se guarda el papel de protagonista principal. Estamos hablando de una comedia negra, tema en el que los de las islas son consumados maestros. El hecho de mezclar la maternidad y el asesinato nos dan una idea de los caminos inesperados que toma la cinta. Tenemos que decir que Lowe estuvo realmente embarazada durante el rodaje de este film postfeminista, y su recreación de una asesina en serie toca lo más oscuro y profundo, con el esperado toque de humor negro. Entre el resto del reparto destacar a Kate Dickie (Prometheus) y Gemma Whelan (Game of Trones). Una estrafalaria mujer embarazada de varios meses, quiere vengar la muerte de su marido.

Volvemos a Estados Unidos. Nos está esperando Operation Avalanche, cuyo director y guionista es Matt Johnson, ayudado en el guion por Josh Boles. Otra más del prolífico sub género found footage. Destacar que las escenas de la NASA se rodaron en ese mismo lugar. Para obtener el permiso para rodar, Johnson dijo que estaba haciendo un documental para un trabajo académico. Esta cinta no se basa en una historia real. La NASA ha aterrizado realmente en seis misiones, y 12 astronautas han pisado la luna. La película despierta el interés de los teóricos de la conspiración que creen que la NASA hizo un falso alunizaje. Matt Johnson debutó allá en 2013 con el film The Dirties. Entre los actores destacar que los mismos guionistas se guardaron sendos papeles en el reparto. En 1967, cuatro agentes encubiertos de la CIA fueron enviados a la NASA haciéndose pasar por un equipo de filmación. Lo que descubrieron llevó a una de las mayores conspiraciones de la historia de los Estados Unidos.

Toca ahora visionar un film asiático, concretamente de Corea del Sur. Estamos hablando de Tunnel de Seong-hun Kim, autor también del screenplay. Este es su segundo trabajo, se dio a conocer en 2014 con la curiosa A Hard Day. La podríamos definir brevemente como un survival con tintes dramáticos, en el que se va dando cuerda al espectador  para que se ponga en la piel de los protagonistas, los cuales ven, decepción tras decepción, como van perdiendo toda esperanza. En fin, algo angustioso y altamente recomendable para los acérrimos seguidores del cine coreano actual. En el elenco nos encontramos con Doona Bae, en su haber The Host de Joon-ho Bong y Sympathy for Mr. Vengeance de Park Chan-wook. Seguimos con Dal-su Oh que participó en Simpathy for Lady Vengeance de Park Chan-wook y A Bettersweet Life de Kim Jee-woon. Y acabamos con Jung-woo Ha. Entre sus trabajos, The Chaser de Na Hong-jin y Never Forever de Gina Kim. En el viaje para llegar al cumpleaños de su hija, Lee Jung-Soo conduce a través de un túnel que atraviesa una montaña. Éste se derrumba. Cuando despierta, se encuentra atrapado dentro de su coche. Su material de supervivencia son: un móvil, dos botellas de agua y el pastel de cumpleaños de su hija.

Sin abandonar el continente asiático, concretamente en Indonesia, nos disponemos a ver Headshot de los directores Kimo Stamboel y Timo Tjahjanto, estando éste último a cargo del guion. Ya sabemos que a los fans de los films de acción les importa muy poco que éstos sean repetitivos y predecibles. Lo importante es disfrutar desde el primer al último minuto de innumerables mamporros y escenas de alto voltaje. Y todo esto lo tiene esta cinta que hará las delicias, me atrevo a decir, de todos los que se atrevan a verla. Para dar una pista, tan solo dos palabras mágicas: The Raid. Al igual que ésta, el contenido visual es de primera clase. Entre los actores, un prodigio físico como Iko Uwais, protagonista de dos de los iconos del cine de acción reciente como son The Raid y The Raid 2 de Gareth Evans. A su lado Epy Kusnandar, que participó en la última de las antes mencionadas. Un hombre joven que se lava en tierra, está amnésico debido a una lesión grave en la cabeza. El pasado vuelve para atormentarlo. La violencia se desencadena. Una suave y dulce violencia.

Para acabar el día nos hemos guardado la estadunidense Bad Blood: The Movie de Tim Reis. El director de fotografía Tim Reis (The Demon's Rook) se pasa a la dirección en su debut cinematográfico. Bad Blood pretende entretener en una cinta con buen ritmo. Una joven encuentra a un científico convertido en homicida en una gasolinera. La chica desaparece, y su familia contrata a un detective de métodos poco ortodoxos para que la localice, aunque el estado de esta no sea el que todos esperan.

Esto se va acabando pero no así el nivel de las proyecciones. Se escucha un grito unánime en todo Sitges: ¡Queremos más!