Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 13 de octubre de 2016

Crónica Festival de Sitges 2016 día 6


Miércoles 12 de Octubre

Queramos o no, afrontamos la recta final del festival. Este rush final promete ser de nivelazo al ver las proyecciones que nos esperan. Alto voltaje, tensión, acción, terror y alguna que otra risa, que de eso también hace falta.

Sin más dilación vamos a empezar esta gran jornada. Para empezar una de las grandes sorpresas, Bed of the Dead del canadiense Jeff Maher, con ayuda en el guion de Cody Calahan. ¿No queríais una película de terror?, pues aquí la tenéis, en todo su esplendor, con todos los aditivos para los más adictos al género. El cine de Canadá nos vuelve a regalar una joya, lo cual ha dejado ya de ser una sorpresa. Maher hace su primera incursión tras las cámaras en el mundo del largo. Su extensa carrera como director de fotografía contiene éxitos tan importantes como Bite de Chad Archibald y Antisocial de Cody Calahan. Entre los actores, Colin Price, alejándose en el film poco a poco del estereotipo de policía guaperas. También destacar a Alysa King que huye de la clásica imagen de scream queen. Dos jóvenes parejas deciden acudir a un extraño lugar dónde el sexo tiene vital importancia. A punto de iniciar el juego amoroso entre ellos, se dan cuenta de que la cama donde pretenden efectuar esos gratificantes ejercicios, quiere ser la verdadera protagonista.


Le toca el turno a continuación a I Am Not a Serial Killer del irlandés Billy O'Brien, contando con la colaboración en el guion de Christopher Hyde y Dan Wells. Para ir dando alguna pista, comentar cierto parecido con la excelente It Follows de David Robert Mitchell, aunque ésta ahonda más en el ya clásico dueto thriller-terror. Es de aquellas cintas en las que el espectador simpatiza con el chico malo, y es que algo de eso hay en cada uno de nosotros. En el trabajo actoral nos encontramos con un excelente y veteranísimo Christopher Lloyd (saga Regreso al Futuro), Laura Fraser (Breaking Bad) y un jovencísimo Max Records (Donde Viven los Monstruos). Estamos en una pequeña ciudad del Medio Oeste y un adolescente con tendencias homicidas debe destruir a un asesino que no es de este mundo. Al mismo tiempo tiene que mantener ocultos sus propios demonios.

Cambiamos de continente para dirigirnos hasta Malaysia y ver Interchange de Dain Said. El guion es un monstruo de cuatro cabezas: Redza Minhat, Dain Said, Nandita Solomon y June Tan. Encontrábamos a faltar algún film de género fantástico y lo hemos encontrado, para disfrute de sus acérrimos seguidores. La historia se inspiró en una especia de ritual de la mujeres de las tribus de Borneo, que se bañan en un río centenario tratando de limpiarse de los efectos contaminantes de ser fotografiadas por exploradores europeos. Recuerda vagamente a la película de Alan Parker, Corazón de Ángel. Entre los actores destacar a Nicholas Saputra, estrella cinematográfica de ese país y con una larga trayectoria a sus espaldas. Un fotógrafo forense, con cierta neurosis a causa de la guerra, se introduce en un misterioso asesinato sobrenatural, que revela los bajos fondos de la antigua magia y rituales siniestros de Kuala Lumpur.

El mítico director italiano Ruggero Deodato asoma su cabeza por el Festival, y lo hace a lo grande con Ballad in Blood. En el guion es del mismísimo Ruggero Deodato con la ayuda de Jacopo Mazzuoli y de Angelo Orlando. Poco se puede añadir a la extensa filmografía de Deodato, tan solo recordar la mítica trilogía caníbal: Ultimo Mondo Cannibale, Cannibal Holocaust e Inferno in Diretta. La historia se inspira en el homicidio de la estudiante Meredith Kercher, cuya muerte tuvo lugar en la ciudad italiana de Perugia. A pesar de ser una producción italiana está rodada en inglés, ma che cosa sucede? Entre los actores el top model Roger Garth. Jacopo y Duke son amigos de dos chicas extranjeras, Lenka y Elizabeth que están en Italia por motivo de estudios. Después de una noche loca, Elizabeth es encontrada muerta en su apartamento. Los amigos, presas del pánico, prueban de deshacerse del cuerpo.

A continuación nos encontramos con una coproducción Estados Unidos-Sudáfrica llamada Detour de Christopher Smith, que se hace cargo también del guion. Smith es conocido por Creep, Black Dead y Triangle. En esta ocasión nos dibuja un estilizado film noir con una estructura de división narrativa para contar una historia de engaño y asesinato. Smith consigue llevar al público en un emocionante paseo donde nunca está muy claro en quien se puede confiar. En las interpretaciones un gran triunvirato: Tye Sheridan (Mud y The Three of Life), Emory Cohen (Brooklyn) y Bel Powley (Diary of a Teeneage Girl). Un joven estudiante de derecho que está de duelo por la muerte de su madre, duda en si debe matar a su padrastro infiel.

Para finalizar el día la coproducción anti-natura de Rusia-Estados Unidos Hardcore Henry, y es que lo que no pueda el cine... Su director es Ilya Naishuller, el guion es aequo con Will Stewart. La ciencia ficción hace su aparición con esta cinta que tiene la particularidad de estar grabada en primera persona por un personaje mitad hombre, mitad robot, estando considerada como una de las más violentas dentro de las POV por poder sentir como tú mismo te estás cargando al personal. Por ponerle alguna etiqueta ésta seria ciber-acción. En fin, un producto completito, completito. En cuanto a los actores Sharito Copley (Open Grave, Distrito 9) y el incombustible Tim Roth (Pulp Fiction, Reservoir Dogs, The Hateful Eight). Henry es resucitado sin memoria, teniendo que salvar a su esposa de las garras de un señor de la guerra con poderes telequineticos.

Gran jornada como no podía ser menos. El ritmo se convierte en frenético sin que eso sea para nada un inconveniente.