Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 10 de junio de 2016

Scherzo Diabolico review


Título original: Scherzo Diabolico

Año: 2015

Duración: 91 min.

País: México

Director: Adrián García Bogliano

Guión: Adrián García Bogliano

Música: Sealtiel Alatriste

Fotografía: Dario Goldgel

Reparto: Francisco Barreiro, Daniela Soto Vell, Jorge Molina, Milena Pezzi, Vita Vargas, Evan Alducin, Pau Alva, Tito Guillén, Pablo Guisa Koestinger


Una buena idea a un ritmo muy lento.

El término de Scherzo hace referencia a un tempo musical mayormente utilizado en las composiciones a piano. El protagonista se pasa toda la película escuchando piezas con este movimiento, y que más que un detalle es el desencadenante del argumento. Pero la gracia es que la traducción de la palabra en si se podría traducir como “broma” o “juego”, lo que nos da una pista bastante importante de lo que se va a ver en Scherzo Diabolico.

Un contable de mediana edad ve como los años pasan y se ve atrapado en el mismo puesto de trabajo con una promesa de ascenso que nunca llega. Hastiado con la situación decide tomar cartas en el asunto e ir un paso más allá.

La primera mitad de esta película me recordó poderosamente a Breaking Bad, temas de drogas aparte un hombre que decide tomar un cambio drástico en su vida y empezar a actuar al otro lado de la ley. La segunda mitad todo se vuelve un poco loco y sorprendente, pero en el mal sentido de la palabra. Después de cierta escena que es, directamente, imposible de creer todo se vuelve confuso cuando no caótico y aunque las escenas con toques gore son divertidas el contexto en el que se sitúan son, siendo amables, difíciles de creer. A parte, el ritmo de esta película es bastante lento y cuesta varios minutos meterse dentro de la historia e incluso cuando las escenas más “dinámicas” empiezan a sucederse da la sensación de que no acaba de arrancar por su lentitud.

Firma el guión y la dirección el prolífico el madrileño Adrián García Bogliano (The ABCs of Death, Here Comes the Devil), se le notan buenas maneras y un muy cuidado aspecto de producción, al igual que la fotografía, a cargo de Dario Golgel. Pero, como dije anteriormente, su ritmo demasiado lento hace que sea un poco duro de tragar y a pesar de su extraño final, la sensación una vez terminada de ver es bastante positiva. Un reparto bastante acertado en el que destacan Jorge Molina (Juan de los Muertos) y Vita Vargas con papeles secundarios, en cambio los dos protagonistas, Francisco Barreiro (ABCs of Death 2) y Daniela Soto Vell no están demasiado acertados, en especial en el caso de ella.

En conclusión, no es una mala película y la idea es bastante buena, pero su tedioso ritmo y una segunda mitad la cual es muy difícil tomarse en serio (no explicaré los motivos pero se las trae) hacen que baje mucho el nivel global. Una vez terminada no te deja mal gusto pero da la sensación de que ha sido una oportunidad perdida para contar una de esas historias protagonizadas por anti héroes que tanto nos gustan.

Firma: Oriol Hernández.