Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 17 de junio de 2016

Holidays review


Título original: Holidays

Año: 2016

Duración: 105 min.

País: Estados Unidos

Director: Anthony Scott Burns, Kevin Kolsch, Nicholas McCarthy, Adam Egypt Mortimer, Ellen Reid, Gary Shore, Kevin Smith, Sarah Adina Smith, Scott Stewart, Dennis Widmyer

Guión: Anthony Scott Burns, Kevin Kolsch, Nicholas McCarthy, Gary Shore, Kevin Smith, Sarah Adina Smith, Scott Stewart, Dennis Widmyer

Música: Robert Allaire, Mark Degliantoni, Christopher Drake, Ronen Landa, Leo Pearson, Pilotpriest, Jonathan Snipes, Mister Squinter

Fotografía: Benji Bakshi, Stuart Brereton, Adam Bricker, David Grennan, Kevin Joelson, Rebecca Joelson, James Laxton, Bridger Nielson, Shaheen Seth

Reparto: Harley Quinn Smith, Lorenza Izzo, Seth Green, Clare Grant, Michael Gross, Ruth Bradley, Harley Morenstein, Savannah Kennick, Megan Duffy


Antología irregular y con poco interés.

Una antología es un largometraje que contiene varios segmentos ajenos los unos de los otros, normalmente con algún hilo conductor para pasar de una historia a otra, como podría ser ese peculiar botones interpretado por Tim Roth en Four Rooms. O si nos vamos al género del terror tenemos un buen montón de representantes muy recientes, sin pensar mucho tenemos a The Penny Dreadful Picture Show, Southbound, Tales of Halloween, V/H/S, ABCs of Death... si nos ponemos a buscar más podemos sacar un par de docenas más sin demasiados problemas. Todo este rollo viene a colación de que hay bastante material por ahí y podemos compararlos los unos con los otros, y entonces llega la última muestra, Holidays y podemos decir sin riesgo a equivocarnos de que es un nuevo aporte flojo flojo.

Una serie de cortometrajes de terror ubicados cada uno en una festividad distinta, tenemos navidad, halloween, el día de pascua...

Analizar una antología de este estilo es bastante complicado, principalmente porque has de describir ocho cortometrajes distintos como una sola película, y pese a que hay un hilo conductor en situarse cada uno de una festividad distinta, en la mayoría no es más que un mero detalle sin demasiada importancia en la trama (con alguna excepción esporádica). Abreviando, los segmentos de Father's Day, dirigido por Anthony Scott Burns y St. Patrick's Day, dirigido por Gary Shore (director de la infame Drácula – La leyenda jamás contada) son los mejores trozos. El primero porque de una idea sencilla logra crear tensión en el espectador (pese a que el final es tan abrupto como ridículo) y el segundo por puro marciano que es, no voy a revelar nada pero seguro que el guión se escribió con ayuda de LSD. Para el resto no hay nada importante a rescatar, tal vez la historia Christmas, dirigida por Scott Stewart (Los elegidos) y con la presencia de Seth Green (Buffy, cazavamipiros) por ser corta, algo original e ir al grano, y New Year's Eve, de Adam Egypt Mortimer (Some Kind of Hate) es graciosa principalmente por que se pasa rápido. Así están las cosas.


Hay por ahí un segmento dirigido por Kevin Smith (Dogma, Tusk) el cual me defraudó bastante, pensaba que al ser un director con mucha más experiencia que el resto (los demás tienen una o ninguna producción anterior a esta) pondría el listón a superar pero nada más lejos. Su trozo llamado Halloween no es demasiado original ni divertido, y es otro de los casos que la festividad es un mero trámite para contar una historia que tampoco es que tenga demasiado fundamento. En los casos de Valentine's Day, dirigido por Kevin Kolsch y Dennis Widmyer (Starry Eyes), Easter, de Nicholas McCarthy (Home, El pacto) o Mother's Day, de Sarah Adina Smith y Ellen Reid (The Midnight Swim) son intrascendentes y probablemente los olvidarás a las pocas horas.


En definitiva, hay por ahí antologías bastante superiores sin buscar demasiado profundo, las dos entregas de V/H/S tienen su punto a lo que a terror se refiere. En cambio Tales of Halloween es un buen ejemplo de una compilación de cortos divertidos, con un hilo conductor mejor llevado que este y, en resumen, una mejor película que esta que nos ocupa.

Firma: Oriol Hernández.