Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 7 de marzo de 2016

We Are Monsters review


Título original: We Are Monsters

Año: 2015

Duración: 74 min.

País: Suecia

Director: Sonny Laguna, Tommy Wiklund

Guión: Tommy Wiklund, Sonny Laguna, David Liljeblad

Música: Samir El Alaoui

Reparto: Hanna Oldenburg, Ralf Beck, Niki Nordenskjöld, Torbjörn Andersson


Esa sensación a género sobreexplotado...

Es de agradecer que dentro del mismo género del terror nos encontremos estilos tan variados y distintos entre sí como el día y la noche. Por desgracia siempre surgen las modas, como los zombies que llevamos acarreando hace casi una década ya... o más recientemente la moda por realizar Rape & Revenge, sub-género el cual me gusta personalmente, pero llegados a cierto punto... todo lo que veo son refritos y copias descaradas de otras producciones.  La lástima es que We Are Monsters la tengamos que englobar en ese apartado que no llegan a aportarnos nada nuevo, solo un rato entretenido si tenemos suerte.

Emma es la representante de una importante empresa petrolera, tiene una reunión importante la cual se hacen eco todos los medios de comunicación. Una vez acabado el encuentro, Emma es asaltada dentro de su propio taxi y llevada a una alejada cabaña. Dos tipos con pocas pintas de ser amigables le tienen preparada una sesión de lo más entretenida, donde las vejaciones y las violaciones estarán al orden del día.

El trío Tommy Wiklund, Sonny Laguna y David Liljeblad ya llevan unas cuantas producciones funcionando a la perfección juntos.  Intercambiado los roles entre director y guionista pero siempre trabajando de la mano. Con el tiempo la dupla Wiklund y Laguna ejerciendo de directores, han empezado a forjarse un nombre dentro del género y más después de su último trabajo Wither, el cual estuvo seleccionado en casi una decena de festivales a lo largo y ancho del planeta.

Creo que el máximo pecado que han cometido siempre estos directores ha sido el de no acabar de innovar con sus producciones, aunque con Blood Runs Cold lo intentaron, finalmente el guión acaba siendo un batiburrillo de sin sentidos. Con Wither  reescribieron de nuevo la mítica película de Sam Raimi, Posesión Infernal. Con su último trabajo We Are Monsters, caminan entre aguas de I Spit on Your Grave y La última casa a la izquierda. Así pues, creo que siguen pecando de lo mismo, aunque su dirección es buena y con pulso firme los guiones de sus cintas no dejan de ser refritos de otras grandes producciones que años atrás habían triunfado.

Una lástima que viendo esta película no parasen de venirme imágenes de las antes mencionadas. Los protagonistas no dejan de ser estereotipos sin mucho interés, más allá de la gran interpretación Ralf Beck, el resto del elenco no pasan de tener ninguna aportación ni credibilidad.

Pese a su corta duración, escasa hora y cuarto We Are Monsters, no deja de ser un refrito de otros grandes referentes del rape & ravenge, y aunque el film de Wiklund y Laguna goza de un final bastante destacable en cuanto al ritmo y la acción si tengo que escoger prefiero volver a ver otras cintas del género, por eso creo que este último producto es un paso hacia atrás en la ascendente carrera de esta pareja de directores, que aun así, espero seguir viéndolos trabajar juntos. Creo que el cine de terror Sueco todavía no ha dicho su última palabra.

Firma: Omar Parra
@Omar_FTW