Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 22 de marzo de 2016

Landmine Goes Click review


Título original: Landmine Goes Click

Año: 2015

Duración: 110 min.

País: Georgia

Director: Levan Bakhia

Guión: Levan Bakhia, Adrian Colussi, Lloyd S. Wagner

Música: Peke Begashvili, Chris Blackwell

Fotografía: Vigen Vartanov

Reparto: Sterling Knight, Spencer Locke, Dean Geyer, Kote Tolordava, Helen Nelson, Nana Kiknadze


Tensión total en un thriller que no da descanso.

Landmine Goes Click es una película con muy pocos personajes y con una trama muy sencilla, pero es absorbente, con un ritmo endiablado y con uno de los finales más redondos en lo que llevo de cine este año (que no es poco). La película viene de Georgia, nada prolífica en el mundo cinematográfico, aun con esas consiguen sacar adelante películas con presupuestos diminutos pero con guiones potentes como el que nos ocupa.

Tres turistas están de ruta por las montañas de Georgia antes de que dos de ellos se casen en pocos días. Por desgracia el que será el padrino pisa una mina colocada muy cerca de su campamento. Completamente indefenso no puedo hacer más que estar quieto y esperar a la ayuda... que llega en forma de pastor que pasaba por ahí. No sabe que es lo peor que le podría haber pasado.

Película de tensión máxima, de principio a fin y sin dar respiro, me sorprendí a mí mismo apretando los puños viendo las situaciones que se van sucediendo, algunas por sorpresa sin verlas venir y otras, la mayoría, en un lento in crescendo hasta llegar a un desenlace de los (muy) buenos. Parte de la culpa la tiene el gran trabajo en la BSO de Peke Begashvili y Chris Blackwell.

Dirige Levan Bakhia su segunda película tras 247ºF, sorprende lo largos que son sus planos de varios minutos de media, pero de manera muy sutil y nada pomposo, el argumento es tan absorbente que no me di cuenta de ello hasta bien entrada la película. Gran guión de Adrian Colussi, Lloyd S. Wagner y del propio Levan. Protagonizan los estadounidenses Sterling Knight (Transit) y Spencer Locke (Resident Evil: Ultratumba, Castigo Sangriento), al principio no estaba muy contento con sus interpretaciones pero poco a poco, a golpe de extremos conseguí empatizar con ambos, en especial con Sterling. Gran trabajo de Kote Tolordava que tristemente falleció antes del estreno de esta película y que en Landmine Goes Click lo clava. En cambio el personaje de Dean Geyer no le encontré el punto, no por un mal trabajo sino por la cantidad de cabos sueltos que su personaje deja repartidos por toda la película.

Película muy recomendable por su altísima tensión y argumento casi redondo. Te quedaras clavado viendo los créditos pasar por su potente final.

Firma: Oriol Hernández.