Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 13 de noviembre de 2015

Crónica Festival TerrorMolins 2015 día 3


Afrontamos ya el ecuador de esta 34 edición. La gran afluencia de público en los pases entre semana, da fe de las grandes expectativas creadas por un acontecimiento como este. Sin duda algo tendrá que ver la excelente programación y el atractivo de un festival único por su proximidad. También es tiempo de reencuentros entre amigos amenizados, eso sí, con alguna que otra cerveza.

La jornada de hoy tiene un poco de todo. Algunos temas son más serios que otros, pero se impone el buen cine. La calidad de las proyecciones es de resaltar. Un auténtico lujo.

En primer lugar y a la hora habitual, una película rusa, III de Pavel Khvaleev en su premier catalana y segundo film en su haber. Forjado en el mundo de la música, no en vano su proyecto Moonbeam tuvo bastante renombre internacional en el mundo de la electronic-dance, convierte su film en un sofisticado terror rural. No es contradictorio, la forma de rodar es esa, elegante y un pelín fría.
Durante la agonía de su madre, Ayia y Mirra le prometen que cuidaran la una a la otra hasta el final de sus días. Mirra cae enferma y su hermana se da cuenta que la medicina tradicional poco puede hacer por ella. Un chamán la invita a introducirse dentro de la mente de Mirra, donde se encontrará con algún que otro monstruito.

¿Cómo no? es tiempo de entrevistas. Empezamos con Carl Toftfelt, uno de los protagonistas principales de la canadiense Black Mountain Side. Su gran simpatía hace que se nos pase el tiempo volando mientras contesta nuestras preguntas.

Seguidamente tenemos el placer de charlar con Patrick Kennelly, director de Excess Flesh. En ella nos cuenta algunas divertidas anécdotas sobre el rodaje de un film que veremos a última hora, y que no pasa para nada desapercibido.

Tras un breve descanso nos dirigimos a la sala de actos del festival para asistir a Las Fobias en el Mundo del Cine a través de una Mesa Redonda. Es llevada a cabo por Tomás Fernández Valentí, escritor y crítico de cine y el Dr. Bernat-Noël Tiffon Nonis, psicólogo forense, todo ello moderado por Albert Galera, director artístico del Festival. La sala estaba casi llena, seguramente algunos de los que no asistieron es porque tenían fobia a las mesas redondas. La ponencia de poco menos de una hora de duración, fue muy amena y repleta de información interesante. La idea central consistía en mostrar que no hay mejor manera de plasmar una fobia que en el mundo del cine, mientras nos comentaban datos y curiosidades. Debido a la simpatía de los tertulianos se nos hizo realmente corto y si teníamos que acabar era porque se nos echaba encima la doble sesión.

Para finalizar las proyecciones de hoy tenemos dos premieres españolas. La primera de ellas es Excess Flesh del norteamericano Patrick Kennelly en otro debut. La idea inicial nació diez años atrás tras documentarse sobre los trastornos en la alimentación. Se rodó en el tiempo record de tres semanas y prácticamente, por razones técnicas, de manera secuencial. Explica lo que pasa dentro de una cabeza de mujer cuando hay un exceso de carne. Es la esclavitud del mundo moderno.
Jill está obsesionada con su peso y con su sexy compañera de piso, Jenniffer. El pequeño deseo de parecerse a su amiga se convierte peligrosamente en una obsesión.

Para finalizar el día y esta doble sesión nos toca mentalmente viajar hasta México para degustar Luna de Miel de Diego Cohen. Se presentó en el pasado BIFFF y lo podríamos definir con algo tan incongruente como terror psicológico con gore extremo, torture porn en definitiva, por ponerle alguna etiqueta. El cine mexicano golpea de nuevo y eso no nos puede dejar indiferentes.
Jorge secuestra a Isabel, su vecina. El objetivo es conseguir que ella se enamoré de él. Pero lo hace de la manera más escabrosa posible, a través de un experimento donde abundan la tortura y los malos tratos. El resultado final no es el esperado por el impulsivo caballero.

Esto va in crescendo. Los pálpitos nos dicen que el final puede ser apoteósico. Si hacemos caso a las predicciones será así. Impacientes andamos.