Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 4 de abril de 2016

Summer Camp review


Título original: Summer Camp

Año: 2015

Duración: 85 min.

País: España

Director: Alberto Marini

Guión: Alberto Marini, Danielle Schleif

Música: Arnau Bataller

Fotografía: Pablo Rosso

Reparto: Diego Boneta, Maiara Walsh, Jocelin Donahue, Andrés Velencoso, Mark Schardan, Rick Zingale, Xavier Capdet


Sorprendente e innovadora.

Curioso caso el de Summer Camp, personalmente cuando comencé su visionado no me esperaba nada en especial, me imaginaba que sería una más, con algún punto interesante y repleta de tópicos, y de hecho, todo apuntaba en esa dirección en sus primeros minutos... hasta que empiezan a pasar cosas, entonces te das cuenta que tanto tu como los personajes de la película sois victimas de ella, y que no dejará de jugar al despiste con el espectador una y otra vez.

Cuatro monitores van al campamento de verano un par de días antes de que lleguen los niños para ir arreglando las instalaciones. Al poco, inexplicablemente se empezarán a atacarse los unos a los otros.

Alberto Marini, normalmente asociado a labores de producción y guión se atreve a dirigir su opera prima, encargándose también del guión junto a Danielle Schleif. Produce Jaume Balagueró, intercambiándose los papeles en la película Mientras Duermes. La originalidad e intensidad son la marca de la casa, quitando los primeros minutos que sirven para presentar y definir a los personajes, (que pecan un poco de estereotipos pero carismáticos y creíbles) no da un respiro al espectador con creativas escenas de acción y persecuciones, y breves respiros casi siempre cómicos. No estamos hablando de una película de zombies, más bien de primos hermanos de lo que serían “infectados”, y  con una excusa tan sencilla como efectiva le da esa esencia a Summer Camp que otras producciones con muchísimo más presupuesto no están ni cerca de conseguir.

Están bastante inspirados los personajes interpretados por Diego Boneta (Screem Queens, Eden), Maiara Walsh (VANish, Zombieland) y Jocelin Donahue (La casa del diablo, Insidious: Capítulo 2), haciendo cada uno de ellos dos tipos de papel distintos, todos ellos muy físicos y exigentes pero aprobados con nota. Destacar también la excelente calidad de imagen y fotografía, sobre todo en las escenas que ocurren en el bosque. De una nitidez y belleza extraordinarias todo ello obra de Pablo Rosso.

Cuesta bastante hacer esta review, porque no quiero explicar nada de la película para no chafar la sorpresa de ir descubriendo poco a poco lo que ésta te tiene preparada. Es una idea muy sencilla y original, explotada de manera inmejorable con tan pocos personajes. Escenas divertidísimas llenas de momentos culminantes geniales y un clímax que es para levantarse a aplaudir. Resumiendo, tienes que ver esta película es un MUST SEE.

Firma: Oriol Hernández.