Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 15 de octubre de 2015

Crónica Festival de Sitges 2015 día 5


Martes 13 de Octubre

El día amanece gris y la amenaza de lluvia se confirma nada más levantarnos. Eso no impide que el numeroso público acuda a las salas. La magia del festival es muy evidente, sobre todo cuando la meteorología no acompaña.

Que mejor que empezar el día en el viejo Prado. Nos espera uno de los grandes nombres del cyberpunk japonés, Mamoru Oshii con su película Nowhere Girl. Director tanto de animes como de cintas live action. Esta vez el trailer se las prometía. Es una historia cargada de acción y venganza, cosa extraña en este director. Pero pronto nos damos cuenta que era un mero espejismo como otras tantas veces pasa con los trailers. Ritmo pausado, mucha filosofía y una misteriosa jovencita que se pasea a sus anchas por todo el instituto donde estudia, debido a que sufre síndrome post traumático. Ausente de toda la realidad a su alrededor se verá forzada a pelear por su vida cuando un grupo misterioso asalta su instituto. A pesar de tener un ritmo super pausado si eres fan del director posiblemente disfrutarás de lo contrario sufrirás para mantener ambos ojos abiertos.

La primera y única entrevista de hoy le corresponde al director francés Julien Serie, responsable de Night Fare, para ello nos desplazamos hasta los jardines del Hotel Melia. Un rato agradable donde nos ha contado los entresijos de rodaje y sobre sus próximos proyectos.

En el retiro proyectan una sesión doble, la neozelandesa The Dead Room y la norteamericana Some Kind of Hate.
Por orden de aparición empezaremos hablando de The Dead Room de Jason Stutter. Es una película sobre una casa encantada de manual, que se centra más en el aspecto técnico de la parapsicología que en el sensitivo, que no obstante, también está representado. Sencilla pero resultona. Con algunos toques de humor y un terror bastante light. Nos cuenta como un equipo de parapsicólogos se adentran en una casa que ha sido abandonada por sus inquilinos debido a sus constantes episodios de presencias.
En segundo lugar, Some Kind of Hate de Adam Egypt Mortimer. Entretenida cinta que retoma un tema recurrente en esta edición. Lincoln acaba en un centro correccional, al poco es afectado por el bullying hasta que hace un pacto con una chica muerta años atrás para que le defienda. Más centrado en el acoso y la autolesión, con un último bloque repleto de gore.

La mañana continua, y nos llega una de las cintas más esperadas y que no defrauda, hablamos de la sudcoreana Gangnam Blues de Yoo Ha, un thriller de gánsters al más puro estilo del cine negro basado de los años 70. Magnifica en todos los aspectos, pasa a ser una de las películas más recomendadas del festival. Dos hermanos sin padres ven como su única opción de supervivencia es unirse a una familia mafiosa. Estas están en auge debido a la expansión de Seúl y la compra de nuevos terrenos para la construcción de un nuevo y elegante barrio: Gangnam.

Turno para otra película coreana, Coin Locker Girl, opera prima del director Jun-hee han, técnicamente muy cuidada, con algún plano sorprendente e interpretaciones acertadas. Dista de ser redonda del todo por algunos momentos cara al final que podrían haber sido llevados con más ritmo, en cualquier caso, es una buena película. Il-Young, que podríamos traducir del coreano como uno cero, es abandonada en la taquilla 10 de una estación. Años más tarde es vendida a la organización criminal Mom de Chinatown, su misión dista bastante de ser amigable.

Turno en la sala Tramuntana de la noruega Men & Chicken de Anders Thomas Jensen, una comedia bizarra afinadísima en su primera mitad y que pierde algo de fuerza en su segunda, no obstante arranca risas constantemente. Dos hermanos que acaban de perder a su padre descubren que no era su verdadero padre biológico, por lo que deciden ir en su búsqueda.

Cambiamos de continente pero no de sala para ver el film de humor negro The Legend of Barney Thompson del inglés Robert Carlyle, que tiene como protagonista principal al mismo Robert Carlyle y como secundaria de lujo y brillante como el primer mencionado en una caracterización fantástica y total, Emma Thompson. Carcajadas y una buena historia sobre un barbero atípico y soso. Un misterioso caso de cuerpos despedazados enviados por correo.

No por más esperada llegó a colmar todas las expectativas. Estamos hablando de The Assassin de Hou Hsiao-hsien. Una elegante coproducción de Taiwan, China, Hong Kong y Francia que no llega a conectar con el numeroso público asistente por su mortecina puesta en escena, un ritmo decadente y la escasísimas escenas de acción. Estamos en China en el siglo IX, Yinniang vuelve al hogar convertida en una experta en artes marciales. Le encomiendan la difícil misión de cargarse al gobernador de la provincia de Weibo.

Encaramos recta final de un martes repleto de buen cine. Salimos de la adaptación del manga I Am a Hero de Sahinsuke Sato, catatónicos, espitosos y como la mayoría del público que nos rodea, se nos va el voto hacia el buzón del cinco, la máxima puntuación posible. Eso es lo que ocurre cuando una película nos lo da todo en un festival, es ese tipo de entretenimiento que hace grande las películas de llamémoslo "infectados" y el gore en general, más merito si cabe, si tenemos en cuenta que en los últimos años el cine de zombies está más que copado. Decir poco más, solo que ojalá la podáis disfrutar como nosotros, con disposición y ganas de pasárnoslo en grande con lo que más nos gusta. Un día la pareja de Hideo parece poseída, convirtiéndose en una infectada. Parece que el mundo se venga abajo, la heroica actuación de Hideo no sabemos si lo podrá evitar.

El broche final lo pone. Bone Tomahawk de S. Craig Zahler. Un western que no le da nunca la espalda a este género, además y como novedad incorpora ciertas escenas de gore total, que resultan un punto interesante a un buen polvoriento film, advertencia, si no te gustan los westerns, ni lo intenten, y si son de los que les gustan los revólveres, indios, espuelas, persecuciones y demás, no se la pierdan o lo lamentaran. Un forastero poco deseable llega a un tranquilo pueblo que ve como los actos realizados por este tipo en el pasado traerá consecuencias inesperadas.