Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 16 de noviembre de 2015

We Are Still Here review


Título original: We Are Still Here

Año: 2015

Duración: 84 min.

País: Estados Unidos

Director: Ted Geoghegan

Guión: Ted Geoghegan, Richard Griffin

Música: Wojciech Golczewski

Fotografía: Karim Hussain

Reparto: Barbara Crampton, Andrew Sensenig, Lisa Marie, Larry Fessenden, Monte Markham, Susan Gibney, Michael Patrick Nicholson, Kelsea Dakota, Guy Gane, Elissa Dowling, Zorah Burress, Marvin Patterson


Realizando un clásico en 2015.

Curiosa opera prima de Ted Geoghegan que tras varios trabajos de productor irrumpe en la dirección con una película que va claramente de menos a más en cuanto a interés, llegando a ser más que agradable de visionar, siempre desde un argumento muy básico hasta el último tercio en el que, de repente, la trama se desarrolla sacando los trapos sucios de medio pueblo, y casi fallando en su premisa. No es que sea poco original, es inverosímil. Es lo que se llama en el mundo del cine “saltar sobre el tiburón”. Y que te guste o no el giro de guión es cuestión del gusto de cada uno. Yo le permito ese desarrollo pero rozando (mucho) el palo.

El matrimonio Sachetti decide mudarse al campo para sobreponerse del fallecimiento de su único hijo en un accidente de coche. A los pocos días empezarán a sentir energías en la casa, y lo que en un principio parecía que era la presencia de su hijo parece que es algo mucho más antiguo y peligroso.

Donde reside el mayor éxito de We Are Still Here es en su mezcla de géneros dentro del terror. Pues esta cinta homenajea desde clásicos como Poltergeist o Don't be afraid from the dark, hasta seguir la fórmula usada de forma magistral por Let Us Prey. El saber moverse entre géneros no es tarea fácil y un director novel como el señor Ted Geoghegan a sabido recrear esta fórmula de forma satisfactoria.

Protagonizan los veteranos Barbara Crampton (Re-Animator, Tú eres el siguiente) y Andrew Sensenig (El último exorcismo 2, Speed Demons), ella bastante mejor, quizás por tener un personaje algo más interesante, aunque el papel de Sensenig al igual que la película va mejorando a lo largo del metraje. También hay que destacar el trabajo de Lisa Marie (Mars Attacks!, Sleepy Hollow) que interpreta a la madre del mejor amigo del hijo fallecido que es a su vez medium (casualidades de la vida). Y al marido de esta, también medium que interpreta Larry Fessenden (Cabin fever 2) en un personaje más cómico y lo que parece un payasete al principio se vuelve bastante simpático.

Película bastante curiosa, con una primera mitad bastante floja y nada original para convertirse más tarde en un autentico cóctel de géneros. Un argumento que busca la sorpresa y casi se pilla los dedos por ahí. Duración muy ajustada, quizás se echan en falta unos pocos minutos al principio para desarrollar personajes, pues se pone manos a la obra rápidamente. Con toques de humor bastante correcto y algo de casquería que siempre entra bien.

Firma: Oriol Hernández.