Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 27 de febrero de 2015

Digging Up the Marrow review


Título original: Digging Up the Marrow

Año: 2015

Duración: 88 min.

País: Estados Unidos

Director: Adam Green

Guión: Adam Green

Música: Bear McCreary

Fotografía: Will Barratt

Reparto: Ray Wise, Adam Green, Will Barratt, Rileah Vanderbilt, Josh Ethier, Kane Hodder, Tom Holland, Mick Garris, Sarah Elbert, Alex Pardee


Muy interesante trabajo con potencial para mucho más.

Adam Green es el director y guionista de varías películas de terror como la trilogía Hatchet o la serie Holliston, también suele actuar en las mismas en papeles secundarios o en otros filmes de colegas del mundillo, todo con una fuerte esencia de serie B o alternativo. Estos trabajos le han proporcionado una fuerte legión de fans en Norte América, así empieza esta película camuflada en un falso documental.

El director de cine Adam Green y su fiel productor Will Barratt reciben una carta de un admirador afirmando que conoce de la existencia de monstruos reales y que sabe cómo encontrarlos. Deciden rodar un documental con la esperanza de que no sea un loco. Jamás esperarían lo que les está por venir.

El “momentum” es completamente realista, Adam Green aparece en su casa, con su mujer real, junto a su verdadero equipo trabajando en su siguiente producción, incluso conocidos del mundo del cine como Lloyd Kaufman, Tony Todd o Mick Garris se apuntan a la fiesta. En ningún momento te crees que la premisa es, en modo alguno real, pero se aprecia el esfuerzo y dedicación para ambientar la historia en su vida privada, algo que seguro sus seguidores apreciarán.

El verdadero mérito de todo es la creatividad de su historia, sin ser el paradigma de la originalidad consigue crear, literalmente, un mundo nuevo en 90 minutos justitos, que con tres trazos y dos descripciones construyen una historia absorbente, divertida y por momentos, terrorífica. La historia tiene un potencial increíble que da hasta rabia que apenas se rasque la carcasa, y apostaría a que esto está hecho completamente adrede. Los momentos de comedía o, por lo menos, divertidos son bastante más numerosos que los de terror, pero amigo, te garantizo que cuando lleguen te vas a acordar un tiempo después de los botes que pegaste.

Adam Green se interpreta como una persona divertida y cabezota, que disfruta con su trabajo hasta que se involucra demasiado en su documental. Ray Wise (Twin Peaks, Jeepers Creepers 2) interpreta a William Dekker, un ex policía que lleva investigando la posible existencia de monstruos en algunos puntos del país. Un personaje misterioso del que no sabes si fiarte. Quizás queden un par de cabos sueltos en su historia, hay cierta explicación pero a mi entender, no acabe de comprender.

Película muy entretenida que por lo pronto, me acerca mucho más a ver el resto de trabajos del director, del que sabía muy poco. Mucha creatividad creando un folklore propio y algo de lástima por lo poco explotado de su planteamiento. Mirar la película, que no se os hará larga y entenderéis porque no he explicado casi nada de ella.

Firma: Oriol Hernández.