Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 8 de octubre de 2014

Crónica Festival de Sitges 2014 día 5


Martes 7 de Octubre

Empieza la jornada temprano, el sol apenas empieza a iluminar pero nosotros tenemos cita con Hyena. Un thriller frío y visceral que nos muestra la cara más oscura de Londres, mafias extranjeras, policías corruptos y muchos excesos, son la tónica dominante en esta película.

La siguiente parada del día es Jamies Marks is Dead. Carter Smith se lanza con un film, una de las perlas del pasado Sundance, que mezcla varios elementos, esta apuesta algo arriesgada intenta explicar el mundo del mas allá con los ojos de un adolescente.
El cadáver de Jamie aparece en la ribera de un rio. Dos de sus compañeros asisten perplejos a su aparición espectral, lejos del lógico pánico inician una relación bastante curiosa.

A continuación llegaría una de las sorpresas del día, hablo de Goodnight Mommy. Cuando una madre vuelve a casa con sus dos hijos, después de una delicada operación que le obliga a llevar toda la cara cubierta por una venda, los pequeños empezarán a pensar que la persona que ha vuelto a casa no es su madre... Esto desata una serie de sucesos que ha sorprendido a la totalidad de los asistentes.

Hace unos años las producciones sobre el fin del mundo eran el pan de cada día, parece que en los últimos años la cosa se ha calmado el boom sobre este tipo de películas. These Final Hours dirigida por Zak Hilditch, retoma esta temática post-apocalíptica. Nos llega esta producción australiana, que casi como una marca de fábrica, nos dibuja un apocalipsis aterrador. A falta de 12 escasas horas para el fin del mundo, James tiene planeada una fiesta salvaje donde todo está permitido. Su encuentro por el camino con una niña hace que sus planes cambien rápidamente.

Spring, mezcla dos géneros tan distinto como el romance y el terror. Tras un incidente que le puede acarrear algún problema, Evan decide viajar a Italia donde conoce a Louise, estableciendo una historia de amor enturbiada por un “secreto” aterrador que esconde ella. Toda una grata sorpresa.

Una de las películas más esperadas del Festival para los amantes del cine asiático era No Tears for the Dead, el nuevo film del director de The Man from Nowhere. Unas escenas de acción brutales, que no paraban de arrancar aplausos del público, la producción exquisita, pero el gran problema ha sido un guión algo espeso y un ritmo casi inexistente durante sus primeros 45 minutos.

Cerremos el día con una nueva decepción, en esta nueva ocasión el siempre estimulante y controvertido Kim Ki-duk no ha sabido conectar con nosotros en One on One. El 9 de mayo, una joven estudiante es brutalmente asaltada y asesinada. Siete personas que pertenecen a un grupo terrorista llamado ‘Shadows’, consiguen aterrorizar a todos y cada uno de los siete sospechosos.