Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 4 de julio de 2014

Gente Cerca review


Título original: Gente Cerca

Año: 2013

Duración: 19 min.

País: España

Director: Sergio Colmenar

Guión: Sergio Colmenar

Fotografía: Álex Salom

Reparto: Itziar Castro, Roger Casamajor, Jordi Vilches


Descarada, grotesca y bizarra, ¿alguien da más?

El anonimato en las relaciones a través de la red es algo muy común y en cierta manera buscado. Sexo rápido, sin compromisos y encima sin moverse de casa. ¿Un chollo no?, si además añadimos que es gratis entonces ya empieza a ser la leche, término este que quiero usar en el sentido más lácteo y próximo a las vacas, las cuales no tienen la culpa de que usemos su nombre para clasificar a cierto tipo de personas del “sexo débil”.

Tras esta extraña introducción nos toca hablar de este fascinante cortometraje rodado entre la carcajada y el llanto, que es donde está la nariz, y creo que este es uno de los sentidos que no están explotados para narrar una historia que, no por ser bastante común hoy en día, deja en definitiva de resultarnos chocante.

El descaro con el que está rodado parece que nos quiere hacer partícipes de una serie de imágenes, a cual más escatológica y, permitirme la expresión, nauseabunda. Provocar tiene el peligro de caer en lo grosero, en lo soez, pero Sergio Colmenar sabiamente sabe huir de todo esto. Lo hace a través de un cuidadísimo guión, también obra suya, que raya la perfección. El tema da para mucho y en los justos 19 minutos de duración, y con un ritmo trepidante, da rienda suelta a todo tipo de situaciones a cual más salvaje.

Gente Cerca es una agencia de contactos que usa internet para que sus socios se relacionen. No tiene nada de especial, de esas hay muchas, pero tiene la suerte o la desgracia de contar entre sus miembros a Dolors, una delicada mujer que tiene una manera un tanto peculiar de profundizar en las relaciones.

En su contra decir que sorprende un poco que Sergio Colmenar no tenga ningún reparo en rodar escenas antológicas, por su truculencia, y sin embargo mantenga cierto toque poético donde parece que el amor lo puede arreglar todo. Sorprendente no quiere decir negativo y, por las reacciones del público, le sale bastante bien. Uno se queda con la sensación final de que quien acaricia a un monstruo se quedará sin brazo.

En la parte más técnica, destacar las excelentes interpretaciones de todos los protagonistas, empezando por una sublime Itziar Castro a la que le toca lidiar con un personaje que se las trae, pero que se merienda enterito. En la parte masculina tenemos a Roger Casamajor en un papel de macho alfa pasado por agua, y a Jordi Vilches en uno más bien falto de fuerza, pero que da en el clavo en la manera de interpretarlo. Atentos también a la acertada fotografía de Álex Salom.

Bien, para acabar destacar que esta cinta dejará contenta a todo el mundo. A los que solo buscan la más pura y dura truculencia, decir que se lo pasaran en grande. Por escenas gore y bien rodadas no será. En el polo opuesto, a los que les agrade el cine con un poquito de crítica social tampoco se lo pasaran mal, eso sí recomendamos a estos últimos que vayan a verla antes de cenar.

Firma: Josep M. Luzán.