Buscador

Translate

Medio Oficial

domingo, 6 de julio de 2014

Crónica Cryptshow Festival 2014 día 4


Sábado 5 de Julio

Arranca el último día de competición con un ligero cambio de estructura, pasando primero un bloque de cortometrajes, luego el pase de The Dead 2: India para acabar con el segundo bloque de la noche y último de la competición. Empezamos con una breve charla con los directores de Mito y Zona de caza presentando sus trabajos. Lamentablemente, nos comunicaron que el cortometraje Attack of the Killer Bees no podrá pasarse por fallos técnicos, una pena ya que solo con el título ya atraía.

Empieza el penúltimo bloque de la competición, que a mi parecer rozó la media de sobresaliente con la mencionada Mito, una (muy) breve historia de vampiros que tiene en su marcadísimo sabor clásico su mejor baza. Curiosa en sus casi tres minutos de duración.

Antes de empezar con Zona de caza, se pasó un breve making off de este, bastante agradable y simpático. En cuanto al cortometraje la sala quedó gratamente sorprendida, una historia de licántropos satánicos, con un argumento bastante tópico pero rodada de una manera muy atractiva que recordaba a la lectura de un comic o a dibujos animados, mucho uso de croma y efectos especiales de lo más resultones para un producto de estas características.

Turno para Metamorphose, una historia corta y muy cruda sobre un tema muy serio. Un maquillaje que ralla la perfección que apoya a una historia que no por ser breve es más superficial.

Y acabamos el bloque con La otra cena, una historia muy tierna y triste sobre un anciano que se niega a abandonar lo mejor que tiene en el mundo. Un corto que enterneció a toda la sala, muy bien rodado, con unos exteriores muy bien escogidos y una historia, que si bien algo predecible, es muy buena.

Llegamos al primer descanso de la tarde con la promesa de ver The Dead 2: India a la vuelta.

Arranca con una breve presentación de uno de sus directores Howard J. Ford, haciéndonos un adelanto de la dificultad que supuso rodar la película, pero que cree que con el resultado final todo valió la pena. Nicholas Burton es un británico que trabaja como ingeniero eléctrico en India cuando estalla una epidemia Z que arrasa con el país en pocos días. Decide cruzar el país para encontrarse con su novia, atrapada con su familia en su domicilio de Mumbai.

Finalizada la proyección se hizo una rueda de preguntas del público al director tocando temas muy interesantes, los problemas con los alimentos, la mafia India, la dificultad de trabajar con extras... Casi una hora de charla muy amena con regalo de camisetas al final.

Unos minutos de descanso para empezar el último bloque de competición del Cryptshow Festival, quizá el más flojo salvo por alguna joya por ahí. Ogre, una historia con poquísimo dialogo que parece que cuenta el complejo de un extraño hombre que vive solo en la playa para volverse algo mucho más perturbador. Bastante interesante pero quizá algo largo.

Turno para Voluntario, una propuesta de unos padres a su hijo bastante bizarra. Muy divertida, directa y gamberra. Un chiste que se agradeció después de un tema tan serio como el anterior.

Después llega Sangre de unicornio, una pieza de animación bastante extraña que cuenta la historia de animales antropomórficos en un mundo hostil. Historia algo confusa y profunda que nos dejó mirándonos los unos a los otros.

Y algo parecido pasó con Een verre reis, al principio parece una comedia con una persona que va perdiendo, progresivamente, partes de su cuerpo que van cobrando vida propia. Para volverse algo mucho más serio y trascendental. Unos efectos digitales preciosos, a la altura de cualquier producción millonaria, pero que tuvo un final demasiado confuso que bajó un poco el ánimo.

Mr. Dentonn, una buena producción para una revisión de la historia del hombre del saco, el problema era que no conseguía transmitir el terror que pretendía dejando algo descafeinado el producto final.

Y acabamos con la “maximus bizarre” de MeTube, una autentica marcianada que sorprendió a todo el mundo por su, absolutamente surrealista, puesta en escena. El bloque terminó por todo lo alto.

Una vez presentada todos los cortometrajes de la competición se pasó la película Tiktik: The Aswang Chronicles para disfrute del público. Makoy se dirige a una misión imposible, convencer a su ex novia, en avanzado estado de gestación, para que vuelva con él. Hay criaturas peores que los bichos que he mencionado antes, entre ellos está su suegra. La relación entre ellos la podríamos definir de muchas maneras menos amistosa. Por otra parte los habitantes del pueblo cercano están esperando la mínima oportunidad para transformarse en tiktik y dar rienda suelta a sus oscuras aficiones.