Buscador

Translate

Medio Oficial

viernes, 4 de julio de 2014

Crónica Cryptshow Festival 2014 día 2


Jueves 3 de Julio

Arranca el segundo día del Cryptshow Festival y va al grano para no sufrir los retrasos que ocurrieron en el día anterior. Sube al escenario uno de los doce directores de la película Los Inocentes, un slasher al uso dirigido a suertes por doce directores diferentes, como curiosidad comentó que se habían repartido las escenas completamente a suertes, película divertida con un par de escenas más que curiosas pero que no pasará a la historia por su originalidad (tampoco se pretendía).

Finalizada la película y tras un descanso de cinco minutos arranca el tercer bloque de competición, algo irregular, de cortometrajes con probablemente el mejor de este.

Alexia ofrece TERROR en estado puro, una actualización (muy) moderna de la tópica historia de fantasmas, muy buena interpretación de su protagonista y un corto que, en definitiva, tuvo a toda la audiencia agarrándose a la butaca y que no pudo evitar romper en aplausos cuando este hubo finalizado, para empezar NIVELÓN.

Después llegó Nuit Noire, una producción francesa que cuenta una historia de sombras y oscuridad, al principio promete bastante pero se queda en poco, buenos efectos especiales.

MIENIN volvió a subir el listón, a la raza humana le queda poco y solo queda esperar, vemos desde el punto de vista de un anciano como se prepara para el fin, evocadora historia muy bien narrada por una voz en off.

Excesivamente largo el caso de Rotkäppchen, una adaptación del popular cuento de Caperucita, pero mucho más rocambolesca y oscura, demasiadas escenas para un cortometraje que pretende ser más profundo de lo que es.

El turno de Bite Horse, el de menor duración de todos pero que, quizás, más sorprendió al espectador, una especie de musical muy oscuro y perturbador, se te quedarán imágenes clavadas en la mente.

Llegó el turno de Tras de ti, producción mejicana con un fuerte sabor a cine clásico, inspirándose fuertemente en el cine de Hitchcock o Godard, muy bien filmada con planos muy interesantes, pero que al finalizar el espectador se queda algo descolocado.

Con Un tiot pour mes vieux os llegó la sorpresa, una historia de ¿zombies? con mucho sentido del humor que hizo las delicias del público por su franqueza, su argumento mucho más cruel de lo que parece y una alegría que contagia.

La parte final de la segunda jornada del Cryptshow Festival promete. Avisados estamos de que será algo apoteósico. El denominador común de estos cortometrajes a competición parece ser que es la truculencia. Un acierto de los programadores al unir esta serie de bizarradas, a cual más salvaje, en una sesión única. Por suerte tendremos algún que otro respiro.

Iniciamos la aventura con Meeting with Sarah Jessica, cuidada producción española que juega como nadie con los equívocos para explicarnos una original historia, que nos cuenta el encuentro a través de un sorteo de una fan con su actriz favorita.

Seguidamente una pequeña y breve broma que sirve para oxigenar y para que nos preparemos para cosas más difíciles de digerir. Me estoy refiriendo a IOA, de facturación suiza. Una fábula que trata sobre una máquina parlante un tanto especial.

Parece que la cosa va in crescendo. Le llega el turno a The Crononaut, producción catalana más cercana a la ciencia ficción que a otra cosa. El tema parece bastante simple, un astronauta llega a la Tierra con la difícil misión de salvarla de la aniquilación. Simple pero no fácil.

Nos disponemos a visionar uno de los platos fuertes de la noche, Lilith, cuyo director belga Maxim Stollenwerk asiste para su presentación. Es impresionante, tanto por la calidad que contiene como por la espesa trama en la que destaca la oscura personalidad de la protagonista. Habrá que estar atentos a futuros trabajos de este joven autor.

Therion, otra producción española y que se proyecta a continuación, trata de un viejo tema en el mundo del terror como es el de la licantropía. Esto de por si no es ninguna novedad, pero si decimos que la victima de esa enfermedad es un niño, la cosa cambia.

El siguiente bombazo no es otro que Gente Cerca. Apocalíptica visión de algo tan “inocente” como el de establecer relaciones íntimas a través de internet. Contiene escenas antológicas que harán las delicias del público más loco. Tenemos la suerte de contar con la presencia de su director Sergio Colmenar.

Para finalizar todo esto la traca final: Dring of the Dead, producción francesa que a través de un simple e hilarante chiste, esconde una cruel y acida crítica a la sociedad del conocimiento y la comunicación.