Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 17 de mayo de 2014

Crónica Festival de Cannes 2014 día 3


Viernes 16 de Mayo

Son las 7:15h de la mañana, el Palais aun no ha abierto sus puertas, incluso la Marché du Film está ausente de gente, pero las colas para los screenings de Seccion Oficial ya están ahí. Pues si quieres entrar en el Gran Teatro Lumiere tienes que estar más de una hora haciendo cola, aunque eso tampoco te asegura entrar debido a la cantidad desmedida de gente para visitar el coloso de Cannes, no importa la hora, no importa el film, siempre va a llenar, eso es un hecho aquí en Cannes. Empezamos con The Captive, de Atom Egoyan y protagonizada por Ryan Reynolds junto a Rosario Dawson y Kevin Durand. Sobre el papel esperábamos algo parecido a la aclamada película del año pasado Prisioners, pero lejos de esto, nos topamos con una cinta sobre secuestros de niños cargada de tópicos, un ritmo torpe y previsible. Técnicamente impecable pero vacía de contenido. Ha levantado abucheos y aplausos del público a partes iguales.

Una vez cumplida nuestra cita con la Sección Oficial volvemos a las que verdaderamente os interesan, el terror con todas sus letras. El día empieza con Zombie TV, una verdadera locura cargada de humor absurdo y sangre, mucha sangre. Los amantes del splatter van a pasar un buen rato con esta bizarrada japonesa. El maestro del gore japonés Yoshihiro Nishimura junto a los directores Naoya Tashiro y Maelie Makuno son los responsables de este ómnibus sobre zombies.

Después de este paréntesis necesario para nosotros, estrenamos otra de las secciones de este festival, para nosotros es el primer film dentro de La Quinzena dels Realisaeurs, turno para Catch Me Daddy. Donde desgraciadamente acabamos por llevarnos otra desilusión, y van dos hoy. Nos la planteaban como un thriller-horror bastante violento, pero cuando nos sentamos en la butaca lo que se nos plantea es un drama de libro y donde la violencia escasea bastante para nuestro gusto, el terror aun lo estamos buscando. Destacar de esta sesión que estaba presentando el film el director, el productor y la mayor parte de los actores. La película nos cuenta la historia de una pareja que se esconde de la familia de ella, pero cuando el hermano de esta llega a la ciudad con su banda de matones, todo se complica para la pareja y deben salir huyendo de allí. En ese punto la vida de ellos se convierte en un autentico calvario.

Para finalizar el día que nos estaba dejando un sabor un tanto amargo, cerramos de nuevo con la Seccion Cannes Classics, turno para el documental The Go-Go Boys. Una de las sesiones más emotivas que recuerdo en este festival. Estábamos en la sala Buñuel junto a la directora del documental Hilla Medalia y dos invitados muy especiales, los primos GOGO, Menahem Golan y Yoram Globus, fundadores de la mítica productora Cannon. Un interesante recorrido por sus vidas, desde su juventud allá en Israel, como fundaron su imperio americano, hasta su declive después de su separación. Un documental imprescindible para todo amante del cine. Con esta estupenda sesión nos despedimos del viernes.