Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 25 de febrero de 2014

Crónica del Festival de Terror Sabadell 2014


Parece mentira, pero ya estamos en la tercera edición del Festival de cine de terror de Sabadell. Y es que el tiempo pasa volando, aun me acuerdo de esa primera increíble edición, cargada de grandes títulos. En estos tres años el festival ha crecido de manera exponencial. Del único maratón que nos ofreció el primer año hemos pasado a una semana completa cargada de eventos de todo tipo. Desde sesiones de cortos, presentaciones de largometrajes, pasando por sesiones especiales para los más pequeños y hasta un taller de maquillaje. Pero siempre manteniendo el plato fuerte, que cada año atrae a más gente, el maratón de la noche del sábado. Con una selección tan brutal que nadie es capaz de mover un solo dedo durante toda la noche, si no es para aplaudir.

Pero vayamos por partes, TerrorWeekend llegamos a la ciudad de Sabadell el jueves, justo para disfrutar con un clasicazo que hace erizar la piel, Carnival of Souls, que salvando las diferencias vendría a ser un El Sexto Sentido con mucho más estilo y sin desvelar nada más hasta que podemos leer.

Llegamos a uno de los platos fuertes del festival, el viernes. Empieza el día, o más bien la tarde con una producción del director de Sabadell, el segundo largometraje El árbol sin sombra de Xavier Miralles, la sala estaba llena hasta la bandera para disfrutar de esta sesión de cine. A continuación, y tras una pequeña pausa llega el momento del concurso de microcortos de 30 segundos. Este año íbamos a tener el honor de tener la presencia entre el jurado del maestro del terror español Jorge Grau, que finalmente por problemas de salud no pudo asistir. El jurado quedo configurado por Quim Carné, nuestro compañero Omar Parra, y en sustitución a Jorge Grau, asistió Diego López, responsable del Brigadoon de Sitges Film Festival. Tras los microcortos era el turno para una sesión realmente potente de cortos, que incluiría alguna sorpresa como el trailer de Kung Fury. Cerrando este día repleto de cine, que mejor manera que todo un clásico del cine de zombies y del terror en general, y a su vez, un rendido homenaje al hombre del festival, Jorge Grau y su No profanar el sueño de los muertos.

Y llegamos al DÍA en mayúsculas. El plato principal de esta tercera edición, el esperado maratón de cine de terror, aunque antes, bien tempranito los más pequeños tendrían su terrorífico momento con Monster House. Pero centrémonos ahora en lo que os interesa a todos. Cines Imperial, 16:45h las puertas de la sala 1 se abren y la gente empieza a entrar, se cuentan por cientos, hasta que finalmente con una sala llena a rebosar, sube al escenario Antonio, la cara pública de este magnífico festival, que nos da la bienvenida y nos prepara un poco para la que nos viene encima. La tarde/noche empieza con un megatón, la post-apocalíptica The Divide da el pistoletazo de salida. Para calmar el mal rollo extremo que provoca este peliculón, nada mejor que Mon Ami, de las mejores comedias negras que nos dejo el pasado 2013. Pero los organizadores no querían que nos relajáramos y pronto nos devuelven la tensión y el miedo al cuerpo, pues la tercera película de la noche fue Citadel, una ópera prima que es capaz de dejar mal cuerpo hasta el más valiente, el silencio total en el cine lo corroboraba. Pequeña pausa de una hora para que la gente pueda recargar pilas y llegamos a la recta final. Que mejor manera para terminar que dos películas realmente gamberras, la primera de ellas, Splinter, una monster movie con un ritmo trepidante y unos efectos y maquillaje espectaculares, pero sobretodo no falta ese gore que tanto nos gusta. Y para echar el telón final Doghouse, una cinta muy gamberra que recuerda por momentos a Zombies Party, pero con un humor mucho más simplón y que se agradece para una sesión que dio comienzo pasada la 1:30h de la madrugada. Realizar también una mención especial porque siempre se agradece que en los cortos vengan sus directores a presentarlos, y este fue el caso de Jordi Castejon (director) y Sergio Barnés (productor) por ORDEN y Sergio Morcillo (director) y Arturo de la Torre (actor) por M is for Methamorphose.

Y hasta aquí hemos llegado este año, antes de terminar dar las gracias a toda la organización, año a año se superan en todos los aspectos. Os dejamos hasta el próximo festival.

Fuente de la fotografía Sergio Lopez.