Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 15 de enero de 2014

Devil Fetus 2: The Rape After review


Título original: Yin zhong

Año: 1984

Duración: 92 min.

País: Hong Kong

Director: Tom Lau

Guión: Tom Lau

Música: Siu-Lam Tang

Fotografía: Tom Lau

Reparto: Melvin Wong, Regina Tsang, Cheng-yu Chang, Tsui Sul, Yau Hau Chan


Abandonando el terror gamberro. Un paso atrás en la saga.

El cambio en la dirección para secuela de Devil Fetus en mi opinión afectó negativamente en el desarrollo de esta. Es cierto que en la primera parte, el guión era una mera excusa para ofrecernos las situaciones más bizarras y extremas que el cine hongkonés nos podría ofrecer. En The Rape After han querido centrarse más en su guión, ofreciéndonos personajes más elaborados, saltos temporales y una amalgama de situaciones que no aportan nada a la trama central. A cambio de esto... perdemos toda esa locura que tanto nos gusto en su entrega original, ya no tenemos personajes tan carismáticos como el sacerdote exorcista, o muertes tan extremas como la del padre en la sauna. Mucho más contenida, con lo que se resume en dar un paso atrás.

Un ladrón roba una antigua estatua de un templo, durante una noche con una de sus habituales conquistas sexuales, la muchacha es violada por el demonio que habita en el interior de la perturbadora efigie. Una desafortunado accidente sega la vida de la joven muchacha y con ello desata la venganza del demoniaco espíritu que estaba engendrando en su interior.

Tom Lau es conocido por ser un destacado director de fotografía, ha trabajado en grandes films como Una historia china de fantasmas o As tears go by. Pero decidió que su primera y única película en su carrera como director de cine debía de ser Devil Fetus 2: The Rape After, una curiosa decisión, tan curiosa como la cinta que nos ocupa. Y es en la fotografía donde reside todo el verdadero potencial de esta cinta. Un juego de sombras continuo, y un juego de luces, que recuerdan a cintas de género italianas como El más allá o Las tres caras del mal. Acompañado además, de unos personajes tan misteriosos a la par que perturbadores son el buque insignia del debut en la dirección de Tom Lau.

Sinceramente, pierde toda la gracia que Lau Hung-Chuen imprimió en el primer Devil Fetus. Olvidaros de peleas épicas contra espíritus malvados, o gore del bueno con muertes que eran realmente una total locura. La nueva cara de esta saga es mucho más seria, mucho más aburrida y en mi opinión no encaja ni con el escaso presupuesto que contaban para las pretensiones que muestra en algunos momentos, ni mucho menos para esas actuaciones bastante pobres, más dignas de un film de Troma, que de una película seria de terror.

Resumiendo, si tenéis ocasión no deberíais perder la oportunidad de ver esta secuela, pura historia del cine de terror. El gran PERO para un servidor es sin duda el lavado de cara que sufre, si Tom Lau hubiese optado por seguir los derroteros del cine caspa y gore desenfrenado de su antecesora, sin lugar a dudas, esta sesión doble tendría un lugar de privilegio en mi top personal, aun así queda totalmente recomendada a todo seguidor del cine de terror, y sobre todo a los amantes de la serie B, no quedareis decepcionados.

Firma: Omar Parra.