Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 19 de diciembre de 2013

Tore Tanzt review


Título original: Tore Tanzt

Año: 2013

Duración: 110 min.

País: Alemania

Director: Katrin Gebbe

Guión: Katrin Gebbe

Música: Johannes Lehniger, Peter Schütz

Fotografía: Moritz Schultheiß

Reparto: Julius Feldmeier, Sascha Alexander Gersak, Annika Kuhl, Swantje Kohlhof, Til-Niklas Theinert, Daniel Michel, Laura Lo Zito, Enno Hesse


Escalofriante y perturbadora.

Tore Tanzt nos da una lección básica para abrir los ojos a la realidad. El hombre es malo por naturaleza, y solo con la fe puedes mover montañas. Una tortuosa historia con un fuerte mensaje que llega directamente a las entrañas gracias a unas interpretaciones muy potentes y bien firmadas. Lo único que podríamos reprochar a esta gran opera prima es su ritmo narrativo, por momentos parece que la trama no quiere avanzar.

Tore forma parte de un grupo pro-Jesús que viven libres de toda atadura, y se dedican a ir predicando la palabra del Señor. Pero a Tore le falta algo para tener una vida plena, una familia. Esto parece solucionarse cuando conoce a Benno, un padre de familia del que pronto entablara una estrecha amistad, incluso ofreciéndole su jardín para que pueda instalarse con ellos. Tore no sabía que esta amistad traía consigo una prueba de fe inconmensurable. Benno oculta una fuerte personalidad que pronto saldrá a relucir. Una lucha entre bien y el mal en los hombres se desatará entre los dos protagonistas.

Con tan solo un corto a sus espaldas, la directora Katrin Gebbe, debuta con su primer largometraje, Tore Tanzt. Basada en escalofriantes hechos reales, nos relata en forma de tres capítulos la evolución y decadencia del ser humano. Un guión, también responsabilidad de Gebbe, bien hilado, pero que en algunos puntos del film parece que no quiera avanzar. Eso sí, su último acto es pura poesía de brutalidad, creo que nadie quedará indiferente ante esta gran película de la directora y guionista alemana.

Si hablamos de las actuaciones, este apartado tiene dos nombres propios, y es que sin duda todo avanza con el cara a cara que nos ofrecen Sascha Alexander Gersak y Julius Feldmeier. Sobre todo este último nos regala una interpretación colosal.

Tal vez esta cinta está algo colapsada de religión, ya que a simple vista es su eje central, aunque personalmente creo que lo que verdaderamente mueve esta oscura y perturbadora cinta es una crítica a nuestra sociedad, más concretamente al individuo y hacernos ver, cuan cabrones podemos llegar a ser las personas. Por momentos nos recuerda a otras películas como Martyrs, incluso un poco al mensaje de violencia que nos daba Funny Games, pero como he dicho antes, nada más lejos de la realidad, Tore Tanzt me ha dejado un mal cuerpo bestial sobretodo con su increíble último acto, que ninguna de las anteriores mencionadas había conseguido dejarme.

Antes de terminar debo hablar de una persona que a opinión personal es clave para el éxito de este film, Moritz Schultheiß (Rammbock), el director de fotografía. Sabe como imprimir esperanzas en el espectador, con un sol omnipresente y el retrato de la juventud floreciendo, toda una falsa seguridad que provoca en el espectador, que da un resultado más impactante cuando suceden las escenas más duras.

Una lección sobre el ser humano y lo hijos de p*** que podemos llegar a ser. Lo que no tengo duda alguna es que es un film que se lo recomendaré a todo el mundo, pese a que contiene momentos bastante duros.

Firma: Omar Parra.