Buscador

Translate

Medio Oficial

lunes, 23 de septiembre de 2013

Atrapada en la oscuridad review


Título original: Penthouse North

Año: 2013

Duración: 85 min.

País: Estados Unidos

Director: Joseph Ruben

Guión: David Loughery

Música: Mark Mancina

Fotografía: Chris Seager

Reparto: Michelle Monaghan, Michael Keaton, Barry Sloane, Andrew W. Walker, Kaniehtiio Horn, Olivier Surprenant, Namukasa Basudde, Trevor Hayes, Timothy Paul Coderre, Jasmine Chan, Zhaida Uddin


No todo es lo que podemos ver.

Tras sufrir un accidente en Irak, la reportera de guerra Sara Taylor queda ciega. En la actualidad convive con su nueva minusvalía en un loft de Nueva York junto a su pareja Ryan. Su relativa calma se verá alterada por unos asaltantes que quieren recuperar a cualquier precio algo que les pertenece.

Al inicio, tintes de película bélica de acción toman el protagonismo. Tras este inicio, se hace la oscuridad, y la iluminada fotografía deja sitio a la nueva ambientación que será la que reine en la dinámica del film.

Atrapada en la oscuridad, es una de esas películas de asfixia en una sola localización, en la línea de tantas otras que suceden en casas, habitaciones del pánico o incluso en bancos, barcos y trenes, tan comunes en nuestros días que prácticamente podrían pertenecer a un género nuevo. Películas que si cumplen con su objetivo se vuelven tremendamente agobiantes e incómodas para el espectador, generando una agonía que te sumerge en la historia.
Pero, y por desgracia, la mayoría de ellas no lo logran, en ocasiones por errores en la historia, en la ambientación o en los actores. Aunque suelen tener algo más en común, resultan ser películas muy entretenidas, porque todos queremos saber cómo termina y la escasa duración que suelen tener las hace muy fáciles de visualizar.

La película de la que escribo hoy pertenece a este segundo grupo, es entretenida, pero no te hace sufrir, ni tampoco representa la sorpresa del año. Esto es debido a la falta de ideas nuevas en la trama, ya que está cargada de muchos tópicos vistos ya antes, impidiendo que los giros de guión den algún resultado. Cuenta además con evidentes fallos de racord.

Lo mejor del film es una escena realmente buena en que se valen de la incapacidad de la chica para lograr un sangriento momento de tensión (el trailer destripa esta escena por completo, así que si tenéis pensado verla, no miréis el trailer), y por otro lado en los efectos digitales y de postproducción en que no han escatimado en esfuerzo, resultando muy creíble las escenas en la falsa terraza, y en los momentos de violencia en el desenlace final.

También, el reparto que está dividido principalmente en tres actores, Michelle Monaghan, Michael Keaton y el debutante en la gran pantalla Barry Sloane, todo ellos, acertados en sus roles, aunque el peso de la historia es casi por completo para Michelle en su difícil interpretación como invidente.

Firma: Gerard FM.