Buscador

Translate

Medio Oficial

martes, 9 de julio de 2013

The Purge: La noche de las bestias review


Título original: The Purge

Año: 2013

Duración: 86 min.

País: Estados Unidos

Director: James DeMonaco

Guión: James DeMonaco

Música: Nathan Whitehead

Fotografía: Jacques Jouffret

Reparto: Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane, Rhys Wakefield, Edwin Hodge, Tony Oller, Tom Yi, Tyler Jaye, Alicia Vela-Bailey, John Weselcouch


Limpiemos nuestras almas asesinando pobres.

Rousseau se equivocaba, la naturaleza del ser humano no es buena. Durante sus muchos siglos de existencia el ser humano se ha dedicado a la caza para la supervivencia, a ser un depredador y a luchar contra cualquier enemigo que alterara su estatus quo. Naturaleza que prevalece, como queda demostrado en los conflictos armados o incluso, por desgracia, en situaciones de emergencia donde la mayoría de las veces acaba imperando el sálvese quien pueda.

Tampoco es de extrañar pues al fin y al cabo la moral no es más que un patrón de conductas adquirido únicamente para nuestra conveniencia, pues somos menos vulnerables en grupos grandes y por eso con el paso de los siglos nos hemos organizado en entidades más y más amplias, convirtiéndonos en esos seres sociales que tan orgullosos afirmamos ser.

Pero cuando falla la seguridad o tenemos vía libre para infligir ese conjunto de normas sin miedo al castigo o la represión; lo que a menudo nos frena más que la idea de hacer lo correcto; ¿Dónde queda ese conjunto de normas y conductas que tantos años nos ha costado aprender?

En el año 2022 la criminalidad y el desempleo han descendido a cotas por debajo del 1%. Esto se debe en gran parte a la Purga. Una noche al año en la que se permite dar rienda suelta a todos los instintos más bajos y todos los crímenes quedan impunes, hasta el asesinato. Los Sandin se preparan, como cada 21 de marzo para pasar una noche de purga habitual. Un encierro en su casa protegida por su flamante nuevo equipo de seguridad. Pero algo es diferente a otros años, un extraño recorre el barrio en busca de ayuda para evitar ser cazado. Por este motivo los Sandin deberán debatirse en conflicto de si salvar al desconocido a costa de su seguridad, o por el contrario, dejarlo a la merced de sus perseguidores ignorando su más que posible asesinato.

Excelente película de James DeMonaco que nos plantea una estupenda idea con un gran trasfondo moral sobre la naturaleza humana llevada al límite gracias a la demagogia política, y respaldada por los más radicales. Con un ritmo dinámico pero algo más pausado de lo prometido, sobre todo teniendo en cuenta los minutos iniciales, que nos sorprende con multitud de grabaciones violentas que hacen presagiar un descontrol continuado repleto de violencia gratuita. Por suerte para unos y por desgracia para otros, este solo hace acto de presencia cerca del final, ofreciéndonos diez minutos frenéticos, de los más refrescantes que parecen decirnos, ya está bien de tanta duda sobre lo correcto y lo incorrecto, limitémonos a sobrevivir y pasemos a la acción.

Brutal crítica social, de referencia bastante actual, donde se nos plantea una vuelta al origen como catarsis, para poder vivir el resto del año en paz. Pero no nos engañemos, esta catarsis no es tal, sino que tiene un trasfondo más político y en cierto modo pragmático.
Los funcionarios de alto grado gozan de impunidad y los ricos disfrutan de fiestas mientras los pobres se asesinan entre ellos, reduciendo así radicalmente la población de indigentes y enfermos, eliminado lo que las clases altas consideran lastres del sistema que deben desaparecer. A su vez la economía se mantiene gracias a las empresas de armas y de seguridad que trabajan todo el año para garantizar un buena purga. Una medida que a nivel de resultados es espectacular, pero que deja mucho que desear a nivel humano.

Sin embargo, la historia no está completamente centrada en esta idea, sino que nos plantea algo más cercano. La familia Sandin, que a pesar de respetar la purga deciden no participar e inculcando ese valor a sus hijos y las consecuencias de intentar mantener la moral cuando el mundo se ha vuelto loco.

Gran reparto que cuenta con actores como Ethan Hawke (Sinister), Lena Headey (Juego de tronos), Edwin Hodge y entre ellos, merece mención especial, Rhys Wakefield (El Santuario) interpretando de forma excepcional al líder de los radicales.

Estupenda película, que siembra dudas sobre la condición y la naturaleza humana, con un ritmo dinámico pero algo pausado y con menos acción de la que promete, que queda recompensada con unos minutos finales de vértigo.

Firma: Daniel Manso.
Daniel Manso dijo...

Para gustos colores. Si que es verdad que la idea es muy buena, y al final no acaba ofreciendo todo lo que promete. Pero aun así, tiene buen ritmo, buenos personajes y ofrece una buena crítica social sobre la naturaleza humana.