Buscador

Translate

Medio Oficial

jueves, 16 de mayo de 2013

Dead Before Dawn 3D review


Título original: Dead Before Dawn 3D

Año: 2012

Duración: 84 min.

País: Canadá

Director: April Mullen

Guión: Tim Doiron

Música: Jason Greenberg

Fotografía: Daniel Grant

Reparto: Devon Bostick, Christopher Lloyd, Martha MacIsaac, Brandon Jay McLaren, Brittany Allen, April Mullen, Tim Doiron, Kevin McDonald, Ellen Dubin, Kyle Schmid, Rossif Sutherland, Dru Viergever


Maldiciones, Zemons y risas.

Casper es un adolescente tímido y asustado que de pequeño vio morir a su padre en circunstancias extrañas en la tienda de antigüedades de su abuelo y por este motivo nunca lo visita. Pero un día su abuelo necesita su ayuda y el decide que es momento de volver. Mientras se hace cargo de la tienda y por impresionar a la chica que le gusta incumplirá la norma más importante “No tocar la urna que tiene el alma del demonio” Al romperse está, desatará una maldición un tanto particular sobre los presentes en la tienda en ese momento y que tendrán que solucionar antes de que amanezca.

Hilarante tercer film de April Mullen (GraviTrain, Rock, Paper, Scissors: The Way of the Tosser) que le ha valido el título de “Directora canadiense más joven en rodar un largometraje en 3D”. Como viene siendo habitual en ella, nos encontramos con film repleto de humor a raudales y que esta ocasión aborda la temática “zombi”, con todos sus tópicos (grupo de adolescentes, persecuciones, matanzas gratuitas, música siniestra de fondo…) pero enfocada desde una nueva e interesante perspectiva. Toda lo que sucede es fruto de una maldición con reglas muy particulares creadas por los propios protagonistas, de las que cabe destacar a los “zemons”, citando al film: “What the hell is a zemon? Half zombie, half demon” que nos da una visión diferente de estas putrefactas criaturas de moda, y nos demostrará que aunque se utilicen los cliches, si no son usados como bandera, sino como algo de lo que reírse, se puede hacer algo diferente en un subgénero tan manido.

Otra de las virtudes de este film que cabe destacar son las historias dentro de las historias y las reequipaciones, que por desgracia no hemos podido disfrutar en todo su esplendor por el visionario en 2d, pero que aun así cabe remarcarlas pues aportan un toque técnico, más que argumental, que disfrutaran los que busquen algo diferente.

También hemos de resaltar el trabajo de Jason Greenberg (Departamento de música) y la amplia selección de temas y géneros elegidos con enorme acierto, que aportan un plus de intensidad, para recuperar un estado de tensión que puede llegar a perderse entre tanto chiste.

En el amplio reparto, y aunque sería necesario hablar de todos los personajes, el grupo de siete adolescentes malditos y sus roles habituales (Ellas: pija, animadora y dura; y ellos: tímido, friki, deportista y chulo) Me centraré solo en tres de ellos.

Devon Bostick (Survival of the Dead, Saw VI) protagonista y máximo responsable de los hechos que llevan al caos. April Mullen, qué además de dirigir interpreta al mejor personaje del film. Dura y preparada para cualquier apocalipsis con su ballesta siempre en mano; y Tim Doiron, cofundador con April de WANGO films (productora del film) frikie que completa el trío de amigos inicial y que seguramente sea el personaje que más carcajadas nos despierte. Pese a que tiene un pequeño papel, es necesario hablar también de Christopher Lloyd (Doc en Regreso al futuro) el abuelo del Casper y dueño de la tienda donde todo empieza.

Resumiendo, una película entretenida, que pese a estar repleta de tópicos por sus innumerables situaciones hilarantes nos divertirá e ideal para todos aquellos más fans de las risas que de los zombis más terroríficos.

Firma: Daniel Manso.