Buscador

Translate

Medio Oficial

miércoles, 23 de enero de 2013

I Didn't Come Here to Die review


Título original: I Didn't Come Here to Die

Año: 2010

Duración: 80 min.

País: Estados Unidos

Director: Bradley Scott Sullivan

Guión: Bradley Scott Sullivan

Música: William Seegers

Fotografía: Bradley Scott Sullivan

Reparto: Indiana Adams, Kurt Cole, Madi Goff


Terror independiente de calidad. Estupendo debut del director.

A ratos genial, a ratos un desastre, pero sin lugar a dudas un film que atrapa desde el primer minuto. Y es que I Didn't Come Here to Die es un grandísimo homenaje el cine ochentero de terror, sangre a borbotones, desnudos para mayores de 16 años, toda una ristra de tópicos que se suceden sin descanso pero que harán las delicias de todo amante del terror. Un remoto lugar donde un grupo de jóvenes se encontraran aislados del resto de la civilización, y donde nosotros disfrutaremos como niños viéndoles sufrir las consecuencias de sus actos.

Un grupo de voluntarios se dirige a pasar unos días en el campo para realizar labores forestales, pero lo que debía ser una experiencia agradable y positiva para todos ellos acabara convirtiéndose en un verdadero infierno. Su peor enemigo es el destino.

Es el primer largometraje de Bradley Scott Sullivan, y del cual podemos afirmar es un magnifico debut. Realizada con pocos recursos sale adelante gracias a un guión fenomenal escrito por el mismo director y un trabajo de David Templin encargado de efectos especiales muy destacable. Aunque el film tiene un gran punto negro, y este es sin duda sus actuaciones, personalmente nada convincentes. No te crees a nadie del grupo, no crees sus chillidos, no crees en su miedo, y es una lástima ya que la tensión es palpable en el ambiente del grupo y crece segundo a segundo, pero no se refleja bien en las actuaciones de los protagonistas.

Volviendo de nuevo al trabajo de Bradley Scott Sullivan, el cual no sólo dirige y escribe su guión, sino que además ha sido el encargado de la edición del film, con la cual ha conseguido darle ese toque retro que me ha enamorado. Y también ha ejercido de director de fotografía, destacando aquí el lugar elegido para rodar, un bosque en Austin, Texas. El cual a veces hermoso, a veces realmente perturbador juega un papel casi como el más protagonista en la película.

I Didn't Come Here to Die recuerda mucho al clásico del terror australiano Long Weekend, y es que en algunos momentos casi podría ser un remake del mismo. También me ha dejado bastante sabor a la película canadiense Tucker & Dale Vs. Evil que tanto nos hizo reír. Si estas harto de ver los típicos slasher teenagers repetidos hasta la saciedad y quieres reír y estremecerte al mismo tiempo, sin duda debes ver esta cinta. Muy recomendable para todo fan del terror, no solo por el hecho que homenaje a muchas del género, sino por ofrecer algo distinto al resto.

Firma: Omar Parra.