Buscador

Translate

Medio Oficial

sábado, 13 de octubre de 2012

El universo mágico de El Bosc y los fenómenos paranormales de Sinister invaden Sitges 2012


El director catalán Óscar Aibar, un buen amigo del Festival, presenta hoy El bosc, una propuesta con elementos fantásticos y el trasfondo de la Guerra Civil que adapta un cuento homónimo de Albert Sánchez Piñol. La historia, localizada en un entorno rural de la comarca del Matarranya, està protagonizada por Maria Molins, Pere Ponce, Àlex Brendemühl y Tom Sizemore. Aibar ha mostrado su fascinación por el relato de Sánchez Piñol: “Pienso que mi misión es como de médium, hacer que el espectador sienta lo mismo que sentí yo cuando leí el cuento”.

El Auditori se ha llenado hoy con una de las proyecciones más familiares de esta edición del Festival, la película de animación Hotel Transilvania, de Genndy Tartakovsky, que viene precedida de un gran éxito de taquilla en los Estados Unidos. Monstruos entrañables y un doblaje al castellano con las voces de Alaska, Mario Vaquerizo, Santiago Segura, Dani Martínez y Clara Lago son sus ingredientes principales. Tartakovsky ha afirmado: “Me pareció fantástica la idea de ver a Drácula como un padre de familia teniendo que lidiar con una hija adolescente”.

Scott Derrickson (Hellraiser: Inferno, The Exorcism of Emily Rose) aterriza hoy en Sitges con su último film, Sinister, con Ethan Hawke en el papel de un escritor que investiga la muerte de una familia. Su director ha explicado en rueda de prensa: “Quería que fuese una película de terror de principio a fin, pero acabó siendo una combinación de terror e investigación”. Las presencias demoníacas de Sinister comparten protagonismo con los zombies que hoy inundan el Festival con motivo de la Jack Daniel's Sitges Zombie Walk 2012, el tradicional recor rido por las calles de Sitges. La Maratón de esta noche en el Auditori también está dedicada a los zombies con las películas Cockneys vs. ZombiesZombie Ass: Toilet of the Dead y Outpost: Black Sun.

El cine Prado vive esta noche una velada muy especial, con la proyección de Pieta, de Kim Ki-duk, triunfadora del Festival de Venecia, y la entrega de los premios de las secciones Noves Visions, Casa Asia y Méliès d'Argent.